Óscar Almaraz diputado federal “pri-azul”…

0
499
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

El río San Marcos, el vado del mismo, cuenta muchas cosas, libros enteros por escribir sobre la política de Tamaulipas, y si bien normalmente está seco porque las autoridades priorizaron el uso de su agua (desde La Peñita) para consumo humano, sus piedras siguen haciendo mucho ruido.

No estoy tanto -como quisiera- en la Capital, diría Miguel Garay “por andariego”, pero de paso por sus cafeterías hay una versión que me parece interesante, por lo pronto solo como escenario posible y rentable.

A poco sí Óscar Almaraz Smer podría ser diputado federal en una alianza PAN-PRI, con la que se garantice de una vez por todas, el no paso del Movimiento de Regeneración Nacional.

En los últimos dos años, OAS ha sido un factor importante para mantener una estructura firme y aliada para Acción Nacional. Lo afirman en el CDE del PRI y los observadores piensan que, sin comprometer sus colores de base, si la circunstancia se da, ser diputado federal le vendría como anillo al dedo con el aval de AN.

Estamos, claro está, en el territorio de la especulación, pues desde el PAN existen otros escenarios, donde lo que no se mueve, ni por error, es la certeza de que la alcaldía de Pilar Gómez será por cuatro años.

De todo lo demás, estamos avanzando a la velocidad de la luz en territorio del proceso local 2021, donde lo que está en juego es precisamente la posibilidad de las alianzas, como un camino claro donde la receta es más que simple.

Que los gobernadores de los partidos PRI, PAN y MC, además del PRD y la estructura de México Libre equilibren, lo que para muchos es un desastre en la Cámara de Diputados, en términos de gobernanza.

De las gubernaturas, que tiene PRI y PAN -también MC-, que quienes lleven la voz cantante sean el partido que comanda el poder local, y que den espacio a quienes les toca jugar el rol de apoyo.

Que los registros de las candidaturas sean para quienes garanticen triunfos, más allá de las siglas y lo que verdaderamente valga, es que se registren los de mayor rentabilidad electoral.

No decimos nada nuevo, pero habrá que ver la voluntad de los jefes estatales, especialmente cuando ya vimos que Coahuila e Hidalgo fueron para los líderes de cada entidad y el partido que representan.

Y caro está, como en el Movimiento de Regeneración Nacional no están mancos, por supuesto que serán siete meses de muchas presiones, donde el choque de estructuras será fundamental.

Mientras, si se quieren distraer con la Serie Mundial de Beisbol, les cuento que en el mundo de las sublimaciones la guerra por el poder es mucho más agresiva. Con los deportes vamos, diversión, cerveza y alitas. Pero en la política nacional nos va la vida, literal.

En el ambiente: Y de una vez para terminar el dato, no sabemos cómo se terminarán de cubrir los espacios en el Congreso Tamaulipas. Alguien había sugerido que en los enroques podría quedar y por altos méritos el presidente del Correcaminos, Miguel Mansur.

O si se hace un enroque de diputaciones entre el local Arturo Soto Alemán y Mario Ramos. Ambos con aspiraciones firmes de ser alcaldes en algún momento de sus exitosas carreras. Tranquilos, que pronto vamos a ver, finalmente, qué pasa en el espacio que comanda operativamente Luis “Cachorro” Galván, presidente del CDE del PAN.

En tanto, Morena sigue con la idea de que solamente existen dos líderes fuertes a la alcaldía. El doctor Felipe Narváez, quien siempre ha sido una carta de mucha seriedad en todos los sitios donde ha tenido responsabilidad político y/o administrativa.

Claro que José Ramón Gómez Leal ha dicho a sus cercanos que Lalo Gattás es el firme para ser alcalde. Por supuesto que cada quien, pero anticipar vísperas es algo que aún veremos si es efectivo o humedad, como igual es el rollo de que a “El Rocket” todo el mundo lo ama (LOL).

En el PRI, el tema sigue siendo sobre quiénes suman votos a lo que es, abierta estrategia. Aumentar el cien por ciento de los diputados, es decir que en el Congreso de tres pasen a seis. Chido.

Pero, con excepción de Óscar…quién es el guapo que tiene para gastar su dinero.

Posdata: “En realidad el río San Marcos no se ha secado -y los otros datos indican que-, aunque ha disminuido el volumen de agua, toda se consume por la ciudad, salvo cuando hay “avenidas” por ciclones o lluvias extraordinarias que rebasan la que se incorpora a la red de Victoria, y que permiten que vuelva a correr a través del cauce del río. Pero en La Peñita todo el año hay agua”.

NOSTRA POLÍTICA.- San martes de CDMX, qué miedo…

18 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @JEleazarDeAvila