Por la gloria

0
41
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 26 (Agencias)

En el juego que podría representar su primer título de las Grandes Ligas en 32 años, los Dodgers de Los Ángeles designaron al diestro novato Tony Gonsolin como el abridor para el Juego 6 de la Serie Mundial 2020 de la MLB contra los Rays de Tampa Bay.

Dave Roberts, el manager de los Dodgers, mencionó que usará a Gonsolin como un abridor tradicional más que como un “opener”, un pitcher que solamente lanza una o dos entradas. Incluso, el manejador aseguró que le gustaría ver a Gonsolin lanzando cinco o seis entradas del juego.

Gonsolin ha sufrido mucho durante esta postemporada, pues ha recibido ocho carreras, con tres home runs, en apenas 7.2 entradas lanzadas. En cuanto al control de sus lanzamientos, apenas se ha visto un poco más fino, pues ha ponchado a nueve bateadores y ha caminado a siete.

Tony fue el encargado de abrir el Juego 2 del Clásico de Otoño y recibió una carrera en apenas 1.1 entrada lanzada, un partido que los Rays terminaron ganándole al desfile de lanzadores de los Dodgers por 6-4.

Si bien es cierto que Roberts tiene las expectativas muy altas, el manager también está preparado para lo que se podría convertir en un eventual juego de bullpen, pues dijo que todos los lanzadores estarán disponibles a excepción de Clayton Kershaw, Walker Buehler (abridor para de un posible Juego 7) y el mexicano Julio Urías, el pitcher más versátil y confiable de los Dodgers en estos playoffs de la MLB.