¡Fin de la sequía!

0
34
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 27 (Agencias)

¡Destapen el champagne en Los Ángeles! Tuvieron que pasar amargos 32 años, pero los Dodgers son Campeones de la Serie Mundial 2020 tras imponerse 3-1 en el Juego 6 a los Tampa Bay Rays, en lo que representa el primer título para los angelinos en MLB en el siglo XXI y séptimo en total.

Aunque el espectacular cubano Randy Arozarena adelantó a los Rays en la primera entrada con un cuadrangular, se apagó el poderío ofensivo de los de la Florida y los Dodgers hicieron gala de bateo oportuno en la sexta entrada para darle vuelta a la pizarra y Mookie Betts pegó el cuadrangular del 3-1 final en la octava.

Para la historia quedará la polémica decisión del manager de Tampa, Kevin Cash, quien sacó a su abridor, Blake Snell, quien había ponchado a nueve bateadores de L.A. en 5.1 entradas de trabajo. Al relevo llegó Nick Anderson y a él le pegaron para anotar las dos carreras rivales.

 

CIERRE A LA MEXICANA

Guarden el 27 de octubre del 2020 como uno de los más grandes días en la historia del deporte mexicano. Este martes, los pitchers Víctor González y Julio Urías fueron los héroes para que los Dodgers sean Campeones de la Serie Mundial y así poner fin a una maldición de 32 años.

La franquicia, que vio hacerse inmortal al gran Fernando Valenzuela con dos títulos de las Grandes Ligas en 1981 y 1988, volvió a tener ayuda invaluable de serpentineros aztecas, pero esta vez por partida doble en el juego más importante en el que derrotaron 3-1 a los Tampa Bay Rays.

 

VÍCTOR GONZÁLEZ GANÓ EL JUEGO 6 DE LA SERIE MUNDIAL

Los Dodgers estaban abajo 1-0 y el manager, Dave Roberts, le dio la pelota al mexicano Víctor González. El nacido en Nayarit subió a la lomita para sacar el último out del quinto inning y mientras esperaba turno para la sexta llegó la remontada. Lo mantuvieron para el sexto rollo que sacó en orden con un total de tres ponches ante cuatro bateadores en su labor de 1.1 innings.

 

JULIO URÍAS TUVO EL SALVAMENTO DEL JUEGO 6 DE LA SERIE MUNDIAL

El partido más importante de los Dodgers en el siglo XXI fue puesto en el brazo izquierdo de Julio Urías, a quien llamaron en la séptima entrada para solventar al último bateador. La octava y la novena también fueron responsabilidad de The Teenager, a quien ni cosquillas le hicieron, retiró en orden a todos los rivales incluidos cuatro ponches y es el salvador oficial del título de L.A. este 2020.