Morena es un mito

0
80
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

¿QUIÉN? Los días pasan y en el Congreso del Estado no hay el menor indicio de quién podrá ser el sustituto de Gerardo Peña Flores en la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

En anteriores legislaturas se sabía con mucha anticipación quién ocuparía esa posición, cuando el titular pidiera licencia para ir en busca de otro puesto de elección popular.

Esta vez, sin embargo, no hay ninguna señal del sustituto de Peña, cuando pida licencia para ser candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Reynosa.

Influye, por supuesto, el hecho de que prácticamente el cien por ciento de los legisladores panistas quieren estar en la boleta electoral del seis de junio, ya sea para buscar la reelección, para competir por una diputación, o para ser Alcalde de su municipio.

Lo que sí es un hecho es que la decisión saldrá de la principal oficina del Palacio de Gobierno.

 

ES UN MITO

Por lo menos en Tamaulipas, Morena es un mito.

Esos amagos o amenazas que han hecho desde la tribuna legislativa algunos diputados, de que en 2021 se convertirán en la primera fuerza política del Estado, parece más fanfarroneo que otra cosa.

La realidad es que el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador está pulverizado en la entidad. Carece de estructura partidista y su dirigencia está bastante endeble.

Lo más grave es que Morena no tiene en sus filas a líderes y operadores políticos que puedan encabezar una competencia electoral con posibilidades de triunfo.

Ante tal situación, si los morenos no se apuran, en vez de sumar van a restar. Corren el riesgo de perder la mayoría de los asientos que tienen en la Sexagésima Cuarta Legislatura del Congreso del Estado.

Hay quienes suponen que una vez que se definió la elección de Mario Delgado, como presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), vendrá una reestructuración de todos los Comités estatales, y con ello el partido tomará rumbo.

La pregunta es: ¿En el caso de Tamaulipas habrá tiempo para eso?

 

SE ‘ARMAN’ PRIISTAS

En el PRI tamaulipeco se alistan en serio para competir en la elección del 2021.

Ayer, el presidente estatal, Edgar Melhem Salinas, entregó nombramientos de delegados en los 43 municipios.

Los delegados son los que tendrán bajo su responsabilidad la operación del partido en cada municipio. Dependerá de ello que los candidatos salgan victoriosos.

Es por eso que los nombramientos recayeron en priistas con larga trayectoria en el partido y con influencia entre la militancia.

Por ejemplo, en Altamira fue designado Sergio Guajardo Maldonado; en Mante, Enrique Cárdenas del Avellano; en Matamoros, Copitzi Yesenia Hernández García; en Nuevo Laredo, Eliseo Castillo Tejeda; en Reynosa, Juan Alonso Camarillo; en Río Bravo, Aída Zulema Flores Peña, y en Victoria, Rafael González Benavides.

Queda claro que los priistas se la están tomando con seriedad y lucen convencidos de que pueden lograr la hazaña en el 2021.

La meta del PRI en Tamaulipas, nos dicen, es convertirse en la segunda fuerza política, para llegar al 2022 con posibilidades reales de disputar la gubernatura.

 

LO DICHO

El Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Tamaulipas (Itait) anda con los dientes bastante afilados.

Los comisionados en pleno acaban de imponer una triple multa, por un monto superior a los 78 mil pesos, al alcalde en funciones José Garza López, por incurrir en opacidad.

Antes, habían sancionado por los mismos motivos al edil de Padilla, Eduardo Alvarado García; al presidente estatal de Morena, Enrique Torres, y a funcionarios menores de varios municipios.

Hay que reconocerle el mérito a los comisionados Humberto Rangel Vallejo, Rosalba Ivette Robinson Terán y Dulce Adriana Rocha Sobrevilla, quienes en unos cuantos meses han hecho mucho más que quienes los antecedieron.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

[email protected]