Bipolares

0
45
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

DESATADOS.- Los diputados locales son bastante bipolares.

Al menos eso parece, porque muy pronto olvidaron la solidaridad y el compañerismo que mostraron hace ochos días, cuando en plena sesión ordinaria la morenista Guillermina Medina Reyes se desvaneció por un aparente derrama cerebral.

Ayer dejaron atrás el drama y se dieron con todo, en el tema del presupuesto federal que llegará a Tamaulipas en el 2021.

En lo que parece confirmar la alianza que se dice harán en la elección del año próximo, panistas y priistas hicieron equipo para arremeter contra Morena.

Algunos legisladores, como Arturo Soto Alemán y Alberto Lara Bazaldúa, rebasaron los límites en el uso de los adjetivos calificativos (descalificativos).

El primero no bajó de sátrapas y marrulleros a los diputados morenistas, federales y locales, por negar que Tamaulipas resentirá recortes por más de cinco mil millones de pesos el año próximo, mientras que el segundo arremetió contra dos diputadas de Morena, a quienes llamó pirruris, fresas e incultas.

Lo más llamativo de todo fue que las mujeres fueron las más agresivas. De hecho, ellas iniciaron el desencuentro verbal desde la tribuna.

Total que la sesión plenaria de este miércoles dejó en claro que así será el nivel del debate durante lo que resta de la legislatura.

REFLECTORES.- Por cierto, está más que demostrado que, tanto en el Pleno legislativo como en comisiones, a los diputados lo que más les interesa son los reflectores mediáticos que representan las redes sociales.

Ellos saben que las sesiones son transmitidas por internet y por eso tratan de lucirse en sus intervenciones.

Esas plataformas digitales son oro puro en medio de un proceso electoral como el que está en curso, y por eso aprovechan cualquier oportunidad para salir a cuadro.

El problema se da cuando en ese afán de lucimiento algunos diputados recurren a la mentira, o al insulto, para intentar congraciarse con los ciudadanos.

Es el caso de los diputados de Morena, que intentan a toda costa negar lo innegable con el tema del presupuesto federal para Tamaulipas en el 2021.

Más allá de lo que digan unos y otros, Tamaulipas resentirá recortes por poco más de mil 800 millones de pesos en el gasto federalizado, a lo que se suman alrededor de tres mil 400 millones que el Gobierno federal dejará de invertir directamente en la entidad.

Los números son del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, pero los legisladores de Morena siguen necios en negar lo innegable.

VOTO DE CASTIGO.- Ahora que, déjeme y le digo que atrás del debate por el presupuesto federal está el temor al voto de castigo.

Los morenistas intentan desmarcarse de la responsabilidad en el tema, porque saben que podrían enfrentarse al voto de castigo el próximo seis de junio, cuando los tamaulipecos iremos a las urnas.

Los panistas saben de eso, y por eso insisten en dejar bien claro a los tamaulipecos que los morenistas los traicionaron.

En razón de ello, le puedo asegurar que este asunto será bastante recurrente cuando llegue el momento de las campañas políticas.

Luego entonces, el reparto de culpas por el presupuesto va para largo.

COLADO.- En la renovada administración municipal de Victoria se les coló un personaje incómodo.

Se trata del director de Administración, Issac Ignacio Cervantes Nava.

Resulta que hasta marzo pasado el muchacho se desempeñaba como director del Programa de Adultos Mayores en la Secretaría de Bienestar Social (Sebien) del Gobierno del Estado.

Sin embargo, tuvo que dejar el cargo cuando lo exhibieron en redes sociales, en pleno romance con una secretaria, generando todo un escándalo. Dicen que desde Palacio de Gobierno llegó la orden tajante de cese inmediato.

Por eso resulta toda una sorpresa que esta semana el hombre haya sido incorporado a la estructura del Gobierno municipal.

¿Alguien tendrá explicación al respecto?

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]