Congreso, zona de guerra verbal

0
34
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
A los diputados locales se les olvidó muy pronto el drama de hace ocho días, cuando la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Guillermina Medina Reyes, se desvaneció en su curul a causa de lo que parecía un derrame cerebral.

Ayer, durante la sesión ordinaria del Pleno Legislativo, dejaron de lado la solidaridad y el compañerismo mostrados aquella ocasión para convertir nuevamente la tribuna legislativa en una zona de guerra verbal, en la que abundaron los insultos.

Sátrapas, cobardes, marrulleros, traidores y mentirosos fueron solo algunos de los adjetivos que se usaron desde el templete parlamentario, en una discusión que se prolongó durante casi dos horas.

El debate, o el combate, fue nuevamente por el presupuesto federal del 2021. Los panistas y priistas insistieron en que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador le quitará a Tamaulipas poco más de cinco mil millones de pesos, mientras que los morenistas sostienen que no hay tal cosa.

Priistas y panistas culpan del hecho directamente a los diputados federales de Morena, porque estaba en sus manos defender a los tamaulipecos y no lo hicieron.

La batalla verbal la iniciaron las mujeres. La panista Martha Patricia Palacios Corral encendió la mecha cuando reclamó que, “bajo el pretexto de la austeridad y el combate a la corrupción”, se deje nuevamente sin presupuesto al campo.

La secundó la priista Olga Garza Rodríguez, al reprocharle a la bancada de Morena que se la pase pidiendo más presupuesto para los servicios de salud, cuando el Gobierno federal, emanado de su partido, es el que está negando los recursos.

“Reclámenselo al Presidente. ¿No se dieron cuenta de que redujo el presupuesto para salud, igual que para la cultura?”, cuestionó, en alusión a la morenista Carmen Lilia Canturosas Villarreal, quien había presentado una iniciativa de punto de acuerdo, en la que exige al Gobierno del Estado que garantice atención médica y medicamentos a quienes no tienen seguridad social.

Al verse aludida, Canturosas subió a tribuna para señalar que el Gobierno estatal no puede pretextar falta de presupuesto para cumplir con una obligación constitucional, y acusó a la priista de mentir en su posicionamiento.

A partir de ahí las emociones desbordaron a los oradores, y en un intento por imponer sus argumentos no se anduvieron con miramientos a la hora de recurrir a los adjetivos para descalificar a los adversarios.

“A mí no me vengas a decir mentirosa. No te lo voy a permitir”, dijo en tono amenazante Garza Rodríguez.

“Mentirosa no soy, así que búsquele. No quieran engañar a la ciudadanía porque es una realidad que el Gobierno federal mandará a Tamaulipas menos dinero el año próximo”, dijo.

Otra morenista, Leticia Sánchez Guillermo, pidió turno para reclamar a panistas y priistas que hagan equipo defendiendo al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

“Ha de ser porque ya vienen las elecciones y se van a juntar. Son el famoso PRIAN”, mencionó.

La coordinadora de los legisladores del PRI, Yahleel Abdala Carmona, reaccionó furiosa: “No, no, no, qué terrible. Es de vergüenza, y de pena ajena, venir a escuchar argumentos obsoletos para defender lo pésimo, lo ineficiente, pero además lo corrupto de este Gobierno federal”.

Luego recordó que el PRI le dejó a López Obrador un país con gran crecimiento económico y con instituciones confiables.

“Pero ustedes, el Gobierno morenista de la 4T lo destruyeron todo en dos años”, acusó.

Alberto Lara Bazaldúa, del PAN, se mofó de las morenistas Canturosas y Sánchez Guillermo. Campeonas de las tretas y mentiras, las llamó.

A la neolaredense le dijo pirruris y fresas, porque en su vida ha pisado un hospital del IMSS para atenderse, y a la matamorense le recriminó que defienda la cultura cuando jamás ha asistido a una obra de teatro.

“Una no conoce el IMSS porque nunca se ha atendido, y la otra no tiene ni idea de lo que es la cultura”, dijo, ante las risas y aplausos de sus compañeros de bancada.

Sánchez Guillermo no se aguantó: “Le acepto que no fui a un teatro, como usted dice, porque no había dinero. No nací en cuna de oro porque no he vivido de la política como usted”.

“Inculta”, le gritó Lara desde su curul. “Es usted un grosero”, le regresó la morenista.

Canturosas se ofuscó: “qué triste que se dirija así a una mujer. Que sea la primera y última vez que le falta al respeto a una mujer. Es usted un misógino. No sé dónde están las diputadas del PAN que tanto se manifiestan en contra de la misoginia”.

La respuesta le llegó de la panista Karla Mar Loredo: “Esto no tiene nada que ver con la misoginia: No puede decir que somos misóginos, porque siempre hemos buscado que la voz de las mujeres se escuchen. No le voy a permitir que aluda al PAN como misógino”

Arturo Soto Alemán pidió permiso para ir a tribuna. Repitió los mismos argumentos para defender el presupuesto de Tamaulipas.

Rodeado de todos sus compañeros de bancada, quienes extendieron una manta con cifras relacionadas con el presupuesto federal que recibirá el estado en 2021, dijo que los diputados federales de Morena, son sátrapas y marrulleros porque a fuerza quieren hacer creer a los tamaulipecos que la disminución de recursos no existe.

“Pero la verdad siempre sale a relucir. Sobre los tramposos siempre se impone la verdad”, advirtió.

Dijo que a los legisladores federales se les olvidó que la Cámara Federal de Diputados tiene un Centro de Estudios sobre las Finanzas Públicas, que ha difundido información en la que se señala que tan solo del gasto federalizado Tamaulipas recibirá mil 800 millones de pesos menos que en el 2020.

Además, precisó, el Gobierno federal dejará de gastar tres mil 634 millones de pesos en la entidad.

Y lanzó una amenaza: “Desde aquí les digo a los diputados federales de Morena: no pueden mentirle al pueblo de Tamaulipas sin consecuencias políticas para ustedes”.

Y añadió: “Ojala lo entiendan y levanten la frente con gallardía y reconozcan que le mienten a los tamaulipecos”.

Para entonces el desorden en las curules era mayúsculo.

En su turno, la morenista Edna Rivera López reclamó a Soto Alemán que insulte a quienes no están presentes para defenderse, en referencia a los diputados federales.

E insistió en que el presupuesto federal para Tamaulipas en 2021 es uno de los que más aumentó.

“La rebanada del pastel es justa”, dijo.

Gerardo Peña Flores intentó terminar la discusión bajo el argumento de que, “ha quedado claro que los diputados federales de Morena no quieren a su estado, porque en vez de defender a los tamaulipecos los traicionaron”.

Sin embargo, el morenista Ulises Martínez Trejo pidió turno en tribuna para hacer burla de panistas y priistas.

“Con ese presupuesto le alcanza a Tamaulipas”, dijo riendo, mientras los panistas trataban de callarlo con gritos.

Para entonces el desorden era enorme. La presidenta de la mesa directiva, Rosa María González Azcárraga, optó por terminar la sesión: “El tema ha sido suficientemente discutido”, pretextó.