Se cumplieron metas en el Buen Fin: Fecanaco

0
25
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mirna Hernández/ El Sol de Tampico

Tampico, Tam.- En el último día de ofertas y promociones comerciales del Buen Fin, las Cámaras de Comercio estiman que proyecciones de ventas quedaron superadas en 15 por ciento en relación al año pasado y es probable que en la entidad los segmentos económicos participantes registren facturaciones por seis mil 500 millones de pesos.

En Tampico y Madero, la actividad mercantil se vio impulsada por descuentos de hasta 50 por ciento en mercancías y la disponibilidad de pagar a meses sin intereses, mientras que el comercio en línea también repuntó conforme a las estimaciones, informó René Vázquez Diosdado vicepresidente en la zona sur de la Federación Estatal de Cámaras de Comercio.

A su vez, el líder estatal de Fecanaco, Julio César Almanza Armas, anticipó que durante estos doce días de la fiesta comercial, hay signos positivos para los comercios, cuyas ventas pudieron crecer 15 por ciento en relación al año pasado.

Incluso, aseguró que algunas tiendas de ciudades fronterizas tamaulipecas presentan desabastos y están cumpliendo las ofertas con precios presentes y entregas futuras dependiendo la capacidad de sus proveedores, esto para respetar los precios de oferta de este programa.

Almanza Armas, explicó que parte del aumento de las ventas se dio en el comercio electrónico y rebasar las cifras del año pasado da signos positivos a la economía regional y siembra dinamismo al quedar atrás el riesgo del cierre de negocios al regresar al semáforo rojo, por el incremento de contagios de covid 19.

Señaló que en estos 12 días que concluyen este viernes 20, es probable se hayan superado las márgenes entre 10 y 15 por ciento de ventas en comparación al año pasado, colocando la derrama económica por el orden de 6 mil 500 millones de pesos, siendo los productos y artículos más vendidos, la electrónica, tecnología, muebles, línea blanca y juguetes.

Destacó también que las ventas en línea crecieron comparativamente con el año pasado realizándose compras 50 por ciento en efectivo y el resto a través del crédito bancario y de tiendas departamentales.