‘Truena’ IP contra medidas

0
119
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de Tamaulipas, envió una carta al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, para exponerle su desacuerdo con las nuevas restricciones que entraron en vigor este lunes en todo el estado.

En el escrito firmado por su presidente Pablo Reyna Quiroga, el organismo advirtió que en la actualidad dos mil de los diez mil restaurantes que hay en el estado están cerrados temporalmente, de los cuales alrededor de mil definitivamente ya no abrirían.

La Canirac estatal expone que su propuesta siempre ha sido a favor de la salud y colaborar de la mano con la autoridad al cien por ciento, siendo responsables de los protocolos de salud.

«Por lo que no estamos de acuerdo con la restricción del horario que nos acaban de imponer al reducir el horario de operación de los restaurantes al hasta las 21:30 horas, cuando los restaurantes informales y otros giros trabajan hasta altas horas de la madrugada sin ninguna restricción y protocolo de salud», precisa.

Asimismo subraya que han estado muy al pendiente de las indicaciones de la autoridad sanitaria y reconocen el esfuerzo que hasta el momento se ha hecho en el estado para contender contra el virus covid-19.

«Nos hemos visto severamente afectados por la contingencia al grado de tener el 20 por ciento de los negocios cerrados de manera temporal, la mitad de ellos con muy alta probabilidad de no poder abrir nuevamente y el resto de los negocios trabajando al 50 por ciento de su capacidad y con números rojos», expuso.

Finalmente en el documento la Cámara subraya que trabajando en equipo con la autoridad sanitaria se pueden lograr acciones con excelentes resultados, sin arriesgar la salud de los ciudadanos y empleados, para llegar a un equilibrio entre la salud y la economía.