La pluri y la cartita de Rodolfo a ‘Santa Amlous’

0
107
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Las risas del hombre bonachón ya se dejan escuchar en la proximidad del invierno, la estación considerada como un puente de reflexión y buenos deseos, entre el final y el inicio de un nuevo año Gregoriano. En medio de la pandemia, entre villancicos y campanitas, se abre paso la Navidad y con ella la fantasía epistolar de las famosas cartitas a Santa Claus.

Como todos ya sabemos, se trata de una correspondencia anual, en la que los niños hacen un balance bastante positivo, sobre los doce meses anteriores y le piden a Santa una especie de retribución por su buen comportamiento. En el Polo Norte, donde se encuentra la sede del poder político, y de su jefe el señor Santa, ahí definen las cosas. Y en consecuencia evalúan o hacen una auditoría al peticionario, para saber si se merece su premio.

La política y sus deseos no está exenta de este tipo de solicitudes, que si bien es cierto, no se manifiestan en forma de cartitas depositadas tal y como lo marca la tradición, sí en cambio van cobrando forma en un escenario, como el que ahora se vive en el morenismo tamaulipeco.

Si nos preguntamos, cuál es actualmente el regalo más preciado de toda la juguetería política, especialmente en lo que a MORENA se refiere, indudablemente la respuesta sería la diputación federal, por la vía plurinominal. Muchos la quieren, muy pocos están en posibilidades de obtenerla.

Muchos de estos pequeñines morenistas en el estado, tienen serias tachas ante los ojos de los elfos que le ayudan al señor Santa AMLOUS en su fortaleza de Palacio Nacional. Unos ya tienen sus juguetes, y otros de plano no los merecen. Párvulos, chiquelos mal portados, como el escuincle Guasón, parecen cabritos en cristalería. Otros chavales como ameriquito ya tiene su yoyo, y el jotaerrito disfruta mucho con su balero. Y con ellos quieren mantenerse hasta el epílogo  del 2022.

Pero hay un niño que se ha portado bien. No le ha quitado dulces a sus compañeritos en el recreo, cumple con sus tareas, y a los ojos del tutor tabasqueño, es un modelo de comportamiento. Nos referimos al infante Rodolfo mismo que, a decir de muchos, es uno de los candidatos que más suenan para obtener la diputación federal pluri en la actual coyuntura tamaulipeca.

Y es que actualmente con todo y que ocupa cargos relevantes en el Gobierno federal, el tampiqueño González Valderrama sigue sin recibir la oportunidad de un buen posicionamiento en su natal Tamaulipas, de tal manera que esto le permita operar territorialmente en pos de sus aspiraciones a la gubernatura.

Rodolfo requiere de un boleto estratégico que le brinde el suficiente punch, para desplazarse a lo largo y ancho de la entidad.

Justamente esa sería la plataforma que se le abriría, con la diputación federal plurinominal. Pero…la pregunta es: ¿El Santa Claus de la 4T se la entregará? ¿Estará en el camino político de Rodolfo, este regalo, que sería la llave de oro para entrar con todo a la nominación de la máxima estafeta política, en el 2022…?

Para nuestro gusto esta es de las pocas oportunidades que tendrá el sociólogo egresado de la UNAM para treparse en serio al tren de la lucha interna por la candidatura a gobernador.

De otra manera, es cierto que seguirá figurando en el grupo de los competidores más mencionados. Pero su margen de operación política, seguirá siendo un tanto acotado, por su responsabilidad en la función pública federal.

Dicen que una de las claves del éxito político, reside en saber ser suficientemente audaz como para capitalizar las coyunturas que se presentan. Rodolfo es amigo del político más encumbrado de país. Se viven tiempos de pragmatismo a ultranza, donde aquel que no se mueve en pos de un objetivo se le va la oportunidad y otro es el que la aprovecha.

Para Rodolfo este es el momento en que la amistad con el hombre que ostenta el máximo poder político debe hacerse valer. Todos sus competidores internos por la gubernatura, tienen una plataforma que les permite hacer por su propia causa.

¿Se estará moviendo Rodolfo en ese rumbo? Metafóricamente hablando, ¿estará escribiendo ya su famosa cartita navideña?

Ser o no ser, he ahí la Pluri.