La realidad que no quieren ver

0
93
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Oscar Pineda.-

Mientras la economía de los tamaulipecos sigue en caída libre y el poder adquisitivo de las personas está cada vez más “tronado”, los servicios y alimentos básicos suben y suben.

En los últimos meses todo ha ido aumentando de precio y eso se nota a la hora de hacer las compras de la despensa y pagar los recibos por servicios.

No sé si lo ha notado pero en el supermercado su dinero ya no alcanza para casi nada y comprar en la tiendita de la esquina es como un suicidio, todo está el doble de caro.

Pero no solo eso, también los recibos llegan más cargados. El de la luz, este bimestre aumentó cerca de un cien por ciento y nadie sabía que vendría ese incremento.

Ahí está la falsedad de lo que escuchamos todos los días en los discursos de quienes gobiernan.

Cuando los escucho hablar de finanzas sanas y crecimiento económico me pregunto ¿dónde jijos viven estos señores?, porque en mi ciudad la mayoría vemos un escenario totalmente diferente…

O dígame usted, que tuvo que pagar un recibo con un incremento del cien por ciento, qué siente cuando escucha en las mañaneras eso de que “Vamos bien, el peso está fuerte”…

Ayer escuché a un funcionario del Estado que dijo que en Tamaulipas las cosas marchan muy bien y que somos algo así como un imán para las inversiones extranjeras…

¿A caso ese Secretario no leyó los periódicos anteayer y ayer? ¿No se enteró que en Ciudad Victoria más de mil 500 trabajadores se quedaron sin empleo porque cerró una de sus plantas la maquiladora ATPIV?

En serio, no hay congruencia y lo peor es que los políticos, en todos los niveles, parecieran estar convencidos de que todo está bien.

Me recordaron aquel que en medio de la peor crisis de violencia dijo que en Tamaulipas no pasaba nada… tenía razón, no pasaba nada a favor de los ciudadanos, todo era en contra.

Yo no sé usted pero a mi cada vez me cuesta más trabajo no sentir enojo al ver al Presidente sombreando tranquilamente bajo un árbol en su rancho, despotricando contra lo que él llama «los neoliberales», mientras los mexicanos padecen una dura crisis, que se ha robustecido con la pandemia.

 

EL PERSONAJE

Dicen los allegados a Erasmo González Robledo, que premeditadamente le dieron a Américo Villarreal el encargo de delegado de Morena en Sinaloa.

Dicen que con eso lo sacaron de la jugada para que Erasmo pueda moverse libremente por Tamaulipas… dicen.

Me pregunto: ¿será tan inocente el Senador como para permitir una jugada como esa, teniendo los amarres que tiene en el Gobierno federal? Yo la verdad no lo creo.

Sin adelantar nada, me parece que Américo es en este momento el más fuerte prospecto de Morena a la gubernatura de Tamaulipas… al tiempo.

 

POSDATA…

Y ahora que no habrá posadas ¿cómo le van a hacer aquellos que se rayaban con la compra de regalos, renta de salones y de banquetes?