Disputas virtuales afectan más a maestros, advierten

0
106
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La difusión que se ha dado a las diferencias que han surgido no sólo entre maestros y alumnos, sino también entre maestros y padres de familia durante las clases a distancia, más que tener un enfoque constructivo se utiliza para hacer escarnio de los docentes, aseguró Miguel Ángel Tovar Tapia.

El presidente de la Asociación Estatal de Maestros y Padres de Familia de Tamaulipas, añadió que si bien esto se da en la mayoría de los casos en los niveles de media superior y superior, en básica también se han presentado situaciones de este tipo.
«Ha sido evidente y a través de las redes sociales hemos sido testigos o nos hemos enterado, de las burlas que hacen algunos alumnos al maestro, incluso de los padres de familia que están conectados y que discuten con el maestro tratando de decirle cómo hacer las cosas», comentó.

En este sentido Tovar Tapia dijo que se debe tener claro que todo lo relacionado con la educación a distancia, es nuevo para todos, para el alumno, el maestro y los padres de familia, por lo que hacen la invitación para que haya tolerancia en esta nueva modalidad y evitar exhibirse las tres partes.

«Esto se da principalmente en educación media y media superior, niveles en los que se hace escarnio del maestro, pero en educación básica también tenemos conocimiento de discusiones de padres y madres de familia con los maestros», expuso.

Tovar Tapia dijo que incluso saben de ocasiones en que inapropiadamente está presente el alumno, además de que también tanto padres como alumnos que están conectados escuchan, de ahí el llamado a ser tolerantes todos los que forman parte de la comunidad escolar.

«Es mejor dar un mensaje general de que todos nos estamos adaptando y aprendiendo, antes que caer en diferencias que pueden tratarse en forma privada y evitar hacerlas públicas haciéndolo durante las sesiones de clase, aunque lamentable se ha vuelto una costumbre desde hace algunos años criticar y hacer escarnio del maestro», concluyó.