AMLO, lujo de presidente

0
131
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

AMLO.- Con esa frase amanecieron ayer los allegados al presidente López Obrador, al cumplirse dos años de su administración. Así, legisladores, funcionarios y gobernadores de Morena invadieron las redes sociales para marcar tendencia y que su mensaje a la nación, que brindó ya por la tarde, estuviera lleno de porras y comentarios buenos. Lo cierto es que como a AMLO le gusta que le aplaudan, ser el centro de atención y que le brinden pleitesía hace este tipo de eventos cada cuatro meses y no tener un solo día al año, sino cuatro días del presidente. En eso sí han cambiado las cosas.

LOGROS.- Desde luego que habló de los logros, sin embargo, es sorprendente la capacidad del mandatario nacional no solo para maquillar cifras y supuestos objetivos cumplidos, sino para mentir y desmentirse él mismo. Para decir una cosa muy diferente a lo que dijo hace uno, dos o tres o seis meses. Dice que hay ahorros por más de un billón de pesos, sin embargo, sigue habiendo carencias, sobre todo en el campo, la salud, la educación, la investigación, la cultura y el deporte.

PANDEMIA.- Habló acerca de la situación por el covid-19 en México y dijo que no los ha doblado, que se ha atendido de manera inteligente y que el país sigue siendo ejemplo mundial en cómo se ha tratado el tema. Volvió a hablar que quienes dicen lo contrario son conservadores o adversarios que quieren tumbar a su gobierno. Y bueno, el mensaje mereció el aplauso de los asistentes. Sí, así como a él le gusta.

71%.- Dijo que el 71 por ciento de la población quiere que él siga gobernando. Y sí, hay que reconocer que el presidente López Obrador sigue teniendo altos números de aprobación, pero el que diga que la gente quiere que Morena y él sigan al frente, suena como a que el pueblo sabio y bueno querrá meter una iniciativa al Congreso para ¿una reelección? Ojalá no, ojalá no se refiera a eso, porque a dos años de su administración como que no es necesario hablar de “seguir gobernando”, es decir, si aún le faltan cuatro años, nos guste o no, tiene que terminarlos y párele de contar.

LOGROS II.- Pero si hablamos de lo que ha hecho, y ha hecho muy bien, podríamos ponerlo de esta manera: Poner apodos a los opositores; inundar a los más pobres de Tabasco; no atender a niños con cáncer; promover la compra de detentes; reírse de las masacres; convencer a sus fans de que Bartlett es honesto; dividir a la población en buenos y conservadores; en no hacer nada; en hacer más mañaneras que eventos; en trabajar una vez al día; en hacer giras y comer garnachas.

SEGURIDAD.- Pero hay que hacer un buen balance, y la verdad es que ni hay transformación ni hay mucho que celebrar; no hay obra pública, la economía está por los suelos, la inseguridad está en sus peores niveles, la polarización está más marcada y lo peor, no hay un verdadero proyecto de nación que nos dé una esperanza. En suma: son dos años desperdiciados en monólogos mañaneros a modo.

EN CINCO PALABRAS.- No hay nada que celebrar.

PUNTO FINAL.- “La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores”: Abraham Lincoln.

Twitter: @Mauri_Zapata