‘Hágase la Ley en los bueyes de mi compadre’

0
160
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Ayer el Fiscal Anticorrupción declaró que el caso del alcalde de Victoria con licencia Xico González, está reservado y no pueden dar información respecto a los avances.

Y es que a pesar de haber muchos casos totalmente documentados, al hoy funcionario de la Secretaría de Salud le tienen muchas concesiones a grado tal de que lo mantienen becado en el servicio público, gozando de sueldo, compensación y una ocupación.

Sin embargo, para el asunto de los presuntos actos de corrupción de Ciudad Madero, hay avances, hay investigaciones, hay carpetas y una total transparencia en los casos.

Y claro, allá en Madero (como en Matamoros) lo gobierna otro partido y aquí, el médico bailarín es panista.

Esto quiere decir que hay consentidos. Que en Tamaulipas solo se aplica la ley para quienes no piensan como ellos o no son de su grupo o camarilla.

O sea, actúan igualito a los de la “4T” que tanto critican.

¿Por qué en el caso de Xico hay una total opacidad y en el otro transparencia a más no poder?

Y no es que se defienda a los agentes de Ciudad Madero. No, para nada. Si hay actos de corrupción y se demuestran, que se aplique la ley; que se les sancione como debe de ser y se actúe conforme a derecho. Eso no está a discusión.

Lo que pone en entredicho la actuación de la Fiscalía Anticorrupción es que no trabaje sin distingo de colores; que por un lado se quiera defender a un político que se demostró su corrupción y no quiera mancharlo.

Aunado a ello, el que el Estado lo haya “rescatado” con una chamba de subsecretario hace ver a un gobierno parcial y que protege a los corruptos y no solo eso, sino que hasta les dé una beca.

Por eso, en este caso sí aplica el refrán ese de: “Hágase la Ley en los bueyes de mi compadre”.

Y el colmo es el cinismo con que lo dicen: “no estamos en condiciones de hablar de ese tema (caso Xico); pero sí de la corrupción de los tránsitos de Ciudad Madero”.

Peor aún, hace unos días el Gobierno estatal publicó unas fotos de un evento precisamente en la Secretaría de Salud donde sale el médico ex alcalde en primera fila.

Y eso no es más que una burla hacia los victorenses. Una tomada de pelo que nos hace indicar que los cambios y la estafeta pasada a la diputada local solo fue una simulación de cara a las elecciones para que los capitalinos no votaran en contra del PAN.

Eso no tiene nombre.

EN CINCO PALABRAS.- Calladitos se ven más bonitos.

PUNTO FINAL.- “No debemos confiarnos en aquellos que presumen de generosos con el bien ajeno”: Esopo.

Twitter: @Mauri_Zapata