Llama a denunciar la violencia política

0
85
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La falta de la cultura de la denuncia ha ocasionado un aumento de la violencia política contra la mujer, aseguró la magistrada del Tribunal Electoral del Estado, Marcia Laura Garza Robles.

“Por supuesto que las mujeres sufren la violencia política, el problema es que en Tamaulipas todavía no tenemos una cultura de la denuncia, aunque ya se cuenta con un marco normativo para denunciar», señaló la juzgadora en materia electoral al participar en un foro virtual.

Por esa razón, dijo, es importante, y urgente, ir fomentando entre la población la importancia de conocer sus derechos y acudir ante las autoridades competentes para exponer cualquier caso de violencia política.

“El llamado a la ciudadanía es a conocer sus derechos. Tenemos que saber qué es la violencia política de género, y que podemos hacer algo para erradicarla y sancionarla”, indicó.

Consideró que entre mejores condiciones de igualdad haya en los procesos electorales mejor será la democracia de una sociedad.

El llamado sería a conocer nuestros derechos, y saber que ya se cuenta con mecanismos para atenderla.

“Todos somos testigos de que el problema existe, pero mientras que la autoridad no tenga conocimiento formal de ello no podrá actuar”, indicó.

A la fecha, explicó, el Tribunal Electoral del Estado no tiene registro de algún medio de impugnación donde se haya argumentado como agravio haber sufrido violencia política de género.

Garza Robles dijo que incluso el fenómeno ha aumentado debido a que ha crecido también la participación política de la mujer.

«Las mujeres y hombres que participan en política, no lo están haciendo bajo los mismos esquemas. Por eso es importante que haya denuncias porque ya se cuenta con mecanismos específicos a nivel normativa electoral para efectos de poder atenderlas», reiteró.

Cabe señalar que, desde abril pasado la violencia política contra la mujer se convirtió en un delito electoral.

La ley prevé 14 conductas que pueden considerarse como violencia política.

Por ejemplo, ejercer violencia contra una mujer que afecte el ejercicio de sus derechos políticos electorales, o publicar o divulgar imágenes, mensajes o información privada de una mujer, que no tenga relación con su vida pública y que menoscabe el ejercicio de sus derechos.