Proponen a AMLO suspender obras, para invertir en epidemia

0
53
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Bajo el argumento de que “las obras faraónicas de discutible utilidad no contribuyen a fortalecer las dolencias de los ciudadanos”, la Diputación Permanente del Congreso del Estado hizo un llamado al Gobierno federal, para que el presupuesto multimillonario destinado a la construcción del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, sea destinado a atenuar el impacto de salud y económico que ha dejado la pandemia del coronavirus.

Lo anterior al dictaminar una iniciativa de punto de acuerdo presentada por la bancada del Partido Acción Nacional (PAN).

El exhorto, dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, refiere que, en tiempos de contingencia sanitaria, como los actuales, debe ser prioritario garantizar el derecho a la salud y el bienestar de las familias tamaulipecas.

Dentro del Presupuesto actual, para el Ramo 21 “Turismo” se asignaron recursos por más de 38 mil 613 millones de pesos, que en comparación con el presupuesto 2020, se registra una variación de más de 33 mil millones de pesos.

El incremento es excesivamente exponencial y esto se debe a que los recursos presupuestarios destinados a la inversión física serán dirigidos concretamente al proyecto de inversión del Tren Maya.

“Todas y cada una de las obras antes referidas, en algún momento han sido consideradas innecesarias e, inclusive, en algunos casos, inviables, sin embargo, al ser un capricho del Ejecutivo federal, las y los legisladores afines al gobierno central, han determinado destinar una gran cantidad de recursos económicos para la realización de las mismas”, señala el documento.

Y abunda: “En este momento esa cantidad de recursos será de mayor utilidad si se destinan específicamente a programas prioritarios en materia de salud, para contrarrestar los efectos de la propagación del Sars-Cov-2.  La cantidad de afectados y fallecidos por el covid-19, es alarmante y, lamentablemente, nos sitúa como una de las naciones con peor reacción ante este padecimiento; por lo que es necesario que las políticas públicas en materia de salud se reconsideren y, en su caso, se reimplementen para salvar la mayor cantidad de vidas posible”.

Los legisladores locales consideran que, en este momento tan crítico, la mayoría de los recursos económicos y los esfuerzos institucionales deben enfocarse a garantizar la salud y el bienestar de las familias mexicanas, particularmente, las tamaulipecas.