Le sacaron la vuelta a ‘Los Trucos’

0
157
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Felipe Martínez Chávez.-

Fracasaron los intentos –por ahora– de echar abajo la coalición política de Morena con el Partido del Trabajo, una elucubración atribuida a emisarios “pantorrilleros” del JR Gómez Leal.

Las voces dicen que el “señorito” embajador de AMLO metió mano y pié para tratar de “tumbar” el convenio que, representantes de ambos partidos, habían depositado ante el IETAM.

El celo nació porque, al cuarto para las doce –31 de diciembre, vencimiento del plazo– se presentaron ante el colegiado el senador Américo Villarreal Anaya y el diputado Erasmo González Robledo, acompañando al representante partidista Gonzalo Hernández Carrizales.

Desde las oficinas de programas sociales federales empujaron a Enrique Torres, quien finge ser presidente estatal, y a Jaime Oyervides Martínez, amo y señor de un consejo estatal que carece de facultades.

Con fecha cinco de enero Torres presentó al Instituto oficio de impugnación contra el convenio, argumentando que la coalición se solicitó “sin consultar a los órganos de dirección”, y exigió declararla improcedente.

En un agregado se fue contra el líder nacional Mario Carrillo Delgado, acusándolo de no cumplir los acuerdos del Consejo Nacional.

Pues bien, en la sesión de este martes el IETAM autorizó la coalición Juntos Hacemos Historia, la única que funcionará en el proceso electoral en marcha. Los consejeros dieron validez a los acuerdos nacionales sin voltear la mirada a lo estatal.

Si los tribunales federales no determinan otra cosa, Morena y PT jugarán matrimoniados en las diputaciones locales y alcaldías.

Se coaligan en 21 de los 22 distritos. Dejaron fuera el 16 con cabecera en Xicoténcatl y que cubre hasta los municipios del altiplano tamaulipeco, Tula, Jaumave, Miquihuana y Bustamante.

Juntos también en 41 de los 43 ayuntamientos. Le sacaron la vuelta a Xicoténcatl y Palmillas, donde sus posibilidades son nulas.

Como quien dice, evaden cruzarse por territorio de “Los Trucos”, amos y señores de Xico y la región cañera, donde en los comicios del 2018 llegó a votar en algunas casillas hasta el 105 por ciento del padrón.

La hegemonía comenzó en 2002 cuando uno de los hermanos llegó por primera vez a la presidencia municipal, operación que repitió en e  2011 luego de alcanzar una curul federal en el 2006.

Después de él siguió el hermano mayor, también con dos incursiones en la alcaldía, diputación local y federal (va por reelección).

El edifico municipal sigue en manos de la familia.

Bueno, el tema es que ahí no va la coalición de Morena. Tienen cero posibilidades de ganar. En 2019 (última elección) por la diputación local del distrito 16, los morenos registraron una clientela de 12 mil 500 votos contra 37 mil 500 de Acción Nacional (el 63 por ciento de los emitidos).

Morena y su alianza no ganaron una sola de las 270 casillas. Es más, a lo mejor este 2021 no presentan candidatos.

En el 2018 ni su familia votó por el abanderado morenista a la presidencia, Gerardo Alvarado Santillana. Por lo que se refiere a Palmillas, ese año la alianza pejista no presentó candidato.

Ya que hablamos de la zona árida, esta semana estuvo por allá en plan de “cosecha” Don Gustavo Cárdenas, jefe estatal de MC desde hace muchas lunas. Quiere postular gente que le garantice -lo más seguro es que para él- la diputación plurinominal que ahora detentan.

En 2018 le fue bien en Palmillas. Convenció al millonario comerciante en materiales para construcción Cecilio Sifuentes Villanueva (radicado en Victoria), a que se postulara en Palmillas, su tierra, y por poco gana. Cosechó 410 sufragios contra 571 de la panista ganadora Laura Córdova.

Ahí se instalan cinco casillas.

Parece que esta vez al coleccionista de candidaturas al Gobierno del Estado le fue mal. Sus espejitos no convencieron a los entrones de Jaumave, Tula y Bustamante, y menos otra vez a don Cecilio.

Los partidos “chiquillos” andan en la “pepena” de aspirantes.

Hasta el mismo PAN salió de “cacería” de afiliados a cualquier partido o ciudadanos que registren la mejor intención del voto, para postularlos.

Los diputados de la 64 legislatura iniciarán este viernes su último periodo de sesiones. Se sabe que asistirá, el Gobernador.

Trabajarán hasta el 30 de junio en que entran en receso para entregar sus curules a los que vienen. Por única vez el ciclo es de dos y no tres años. Se hizo por motivos de homologación con lo federal.

Antes que termine enero varios legisladores presentarán licencia para ir de candidatos. Los del  PAN tienen que retirarse del ejercicio con 24 horas de anticipación a su registro interno que vence el último del mes.

Ganen o pierdan, si lo desean, tienen posibilidad de regresar a cobrar las últimas quincenas y la parte proporcional del aguinaldo.