Adiós a los fantasmas

0
41
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (Agencias)

Tom Brady y los Bucaneros se quitaron los fantasmas frente a Nueva Orleans y se colaron a la final de la Conferencia Nacional.

Tras dos derrotas en el año contra los Santos, Tampa Bay se guió en su defensiva para imponerse 30-20 en el Mercedes-Benz Superdome.

Tres intercepciones y un balón suelto forzado fueron suficientes para terminar casi con toda seguridad con la carrera de Drew Brees. Brady vuelve a una final de Conferencia, ahora en la Nacional, poniéndose a un paso del décimo Super Bowl de su carrera.

 

EL JUEGO

El tercer juego entre rivales divisionales preparó un guión radicalmente opuesto, al menos durante el desarrollo. Ambas defensivas fueron capaces de nulificar los ataques contrarios y solo permitir dos goles de campo y un touchdown por equipo.

Con todo y que Tom Brady no contó con Ronald Jones II al cien por ciento, intentó establecer el ataque terrestre de la mano de Leonard Fournette, pero sus esfuerzos se estropearon a manos de los frontales de casa. Todavía Chris Godwin desperdició la oportunidad de irse al descanso con ventaja al no atrapar un envío de Brady para el touchdown.

A diferencia de los dos juegos de temporada regular, la línea ofensiva le dio el tiempo necesario al quarterback de 43 años, para establecer su plan de juego. La defensiva de Tampa Bay dio el primer golpe importante con una intercepción a Drew Brees que la regresó hasta la zona roja, y posteriormente apareció Mike Evans para darle vida a la visita.

Ya en el complemento, y con el juego igualado (13-13), Alvin Kamara empezó a desafiar a la mejor defensiva terrestre de la liga y empezó a ganar yardas, mismas que aprovechó Brees para lanzar su primer pase de touchdown de la noche en dirección de Tre’Quan Smith.

Tuvo que ser la defensiva de los Bucaneros la que regresó a la contienda al quinto sembrado de la NFC. Un balón suelto provocado a Jared Cook le abrió la puerta al empate por medio de una anotación de Fournette, y ya en el último cuarto, con siete minutos en el reloj, Brees fue interceptado por segunda ocasión, esta vez a manos de Devin White.

En territorio rival, Brady realizó una de las jugadas más determinantes en la historia de los playoffs. Un acarreo de una yarda para el touchdown, el de la victoria, el del pase a la final de la Conferencia Nacional.  Todavía la defensiva interceptó el tercer envío de la noche para ponerle el punto final a las aspiraciones de Nueva Orleans.

 

GUIA DE FOTO: TAMPA

 

PIE DE FOTO: Tras dos derrotas en el año contra los Santos, Tampa Bay se guió en su defensiva para imponerse 30-20 en el Mercedes-Benz Superdome. (Agencias)