Oseguera, el Alcalde número uno del país

0
78
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Desde Ciudad Madero, para Tamaulipas y para México: el alcalde Adrián Oseguera Kernión, es ya, el activo político y social más relevante, en el escenario de la célula básica de municipal, a lo largo y ancho de la república. Lectura por demás interesante, en la ruta hacia la elección de este 2021.

En su más reciente encuesta sobre el desempeño de los liderazgos político-administrativos, la empresa Mitofsky de Roy Campos ha colocado al alcalde maderense Adrián Oseguera Kernion, como el mejor alcalde del país.

¿Qué significado tiene para Tamaulipas y para México, este logro conseguido a base de esfuerzo y de dedicación diaria?

En primer lugar hay que destacar lo siguiente: por encima de las grillas, y de todo lo que conlleva el ejercicio del poder, vemos que entre tanta oscuridad se abre paso, una nueva cultura en materia de política pública. Un renovado concepto de lo que es gobernar muy cerca de la gente. Hablamos de una vocación de servicio, y no de servirse. A partir de esta premisa, nace la simbiosis de intereses, de anhelos y objetivos entre gobernantes y gobernados. Por esa ruta transita Oseguera, y es ya un hecho que este sobresaliente aval ciudadano, le habrá de abrir las puertas de la continuidad administrativa, en las urnas de este mismo año.

Esto significa, revertir el círculo vicioso que siempre ha eclipsado el desarrollo de México, para convertirlo en un círculo virtuoso, cuyo centro es el ciudadano y su familia.

La nación requiere para su crecimiento de nuevos liderazgos constitucionales que no solo se apeguen al librito, sino que aporten un plus en materia de respaldo e impulso a los temas sociales más urgentes de sus comunidades.

Estos, personajes, como decía el poeta y dramaturgo alemán Berthold Brecht, son los imprescindibles. Los que, atendiendo a una filosofía humanista y transformadora, van por el mundo, no limitándose a explicar lo que sucede en su entorno, sino transformándolo. Y todavía más trascendente, si lo hacen desde la célula básica de la vida pública del país, como lo es una alcaldía.

Dicen que, lo más importante en todo esto, no es llegar a la cima, sino mantenerse en ella, y esa ha sido una constante en la administración municipal de Adrián Oseguera Kernión.

Tal y como el Presidente de la empresa Mitofsky lo destaca, el alcalde maderense ha logrado mantenerse entre los mejores gobernantes de los dos mil 446 municipios que hay en toda la República. No es poca cosa.

Porque atrás de este galardón que no le pertenece solamente a Adrián, sino a todas y cada una de las familias maderenses, existen desvelos, disciplina colectiva, trabajo en equipo, y sobre todo constancia para estar todos los días, atendiendo los diversos frentes de la agenda municipal.

De esa manera, ha surgido un nuevo concepto de lo que es un prototipo de ciudad no solo en Tamaulipas, sino en el país. Hablamos de cincelar un nuevo rostro urbanístico, cambiando el gesto de tristeza de sus calles que, hasta antes de la alcaldía oseguerista, todavía lucían abandonadas a su suerte.

De sus lagunas que de peligrosos focos de enfermedades y potenciales inundaciones, se han convertido en bellos espejos de agua, y fuentes de alegría, de empleos y de alternativas de pesca para las familias.

De sus parques que, fueron rescatados de la penumbra y el abandono, para devolvérselos a los ciudadanos, convertidos en un patrimonio público de esparcimiento, y en centro emblemático de la unidad familiar. Hoy, estos lugares, representan un espacio vital, donde se recrea la sonrisa y la convivencia de los niños, los padres y los abuelos.

De su playa Miramar, convertida en la número uno de todo el corredor turístico del Golfo de México, un paseo de trascendencia nacional e internacional, reconocida con la certificación Blue Flag, avalada por un jurado europeo, con sede en Dinamarca. Todo ello, aunado al reconocimiento obtenido por la norma oficial mexicana, 120 que se refiere a las buenas prácticas de higiene y sanidad.

Son innumerables los motivos que sustentan ese primer lugar nacional, que hoy, con justo orgullo, obtiene el alcalde maderense Oseguera Kernion. Dicha posición, lograda con disciplina y esfuerzo, elevan el papel político del alcalde maderense, y lo colocan como el pivote sureño de la elección de este año en Tamaulipas. Por mérito propio, Oseguera se convierte en el activo político más valioso del morenismo tamaulipeco. Su incuestionable liderazgo en el terreno de la asistencia social, los servicios públicos y la operación política, seguramente serán de los mejor evaluados en las urnas locales y federales de este próximo mes de junio.