Biden: México estrena nuevo sheriff

0
151
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

La columna de este día la redacté escuchando a todo volumen el Popurrí de Ópera dirigido con orquesta y coros por el genial André Rieu. Y como no, si para los efectos de la literatura, la República Mexicana estrena Sheriff en la personalidad de Joseph Robinette Biden Jr. Presidente 46 de Los Estados Unidos.

Sin malas vibras, esta vez no quedaremos en el territorio de lo literario, no obstante que ya vimos que cuando un Jefe de Estado proveniente de los Estados Unidos se lo propone, somete al grado de la genuflexión, como ya vimos a México y su gobierno ante Donald Trump.

Diremos en honor a la verdad de muchos en el mundo, que se acabó la pesadilla en Estados Unidos de la mejor manera que se ha inventado, ganando la elección en las urnas.

Trump gritó y pataleó pero se fue por la decisión de la mayoría. Esa es la mejor manera, esa es la única en una democracia que fue puesta a prueba hasta el límite y pudo superar el reto.

Finalmente como decía Voltaire, hay que medirse, pues la estupidez es una enfermedad extraordinaria y no es el enfermo quien la sufre, si no todos los demás.

Por eso, para muchos este es un día de fiesta, con todos los efectos del mundo y en particular para los países que son parte de la llamada América del Norte, con dos tratos que ya se notaron de origen.

El del reconocimiento y respeto con Canadá y el de un México, su Presidente, que sigue llorando la salida de Donald Trump, quien le respaldo, uso, aplaudió y dejó finalmente en vilo.

El Primer Ministro, Justin Trudeau, quien tras la  toma de posesión de Joe Biden como Presidente de los Estados Unidos de América lo siguiente:

“En nombre del Gobierno de Canadá, felicito a Joe Biden por su toma de posesión como el 46º Presidente de los Estados Unidos de América.

“Canadá y Estados Unidos disfrutan de una de las relaciones más singulares del mundo, construida sobre un compromiso compartido con los valores democráticos, intereses comunes y fuertes lazos económicos y de seguridad. Nuestros dos países son más que vecinos: somos amigos cercanos, socios y aliados.

Y un gobierno, el de México que al momento de escribir la presente 12:34 horas de ayer, el silencio era muy elocuente. No coinciden con el discurso del nuevo Jefe de Estado Norteamericano, a quien se han dado el lujo de agredir más allá de los límites de la diplomacia.

Enojado, AMLO afirmó: “Aprovecho para desear que todo salga muy bien, que esta ceremonia se lleve a cabo con tranquilidad con paz, que sea para bien del pueblo de EEUU, que son nuestros vecinos, nuestros hermanos; además no olvidar que en Estados Unidos viven, trabajan 38 millones de mexicanos, de modo que es muy importante el acto del día de hoy, la llagada de un nuevo presidente de los Estados Unidos”.

Y través del secretario de Secretario de Relaciones, Marcelo Ebrard  ponderó que “México desea el mayor de los éxitos al presidente Joseph Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris. Habrá muy buena relación bilateral en beneficio de nuestros grandes pueblos. Una nueva etapa se inicia de respeto mutuo y esperanza compartida”.

Lo felicitaron por supuesto los dirigentes de los partidos preponderantes PAN, Morena y PRI, Marko Cortes, Alejandro Moreno, Mario Delgado y los ex presidentes como Fox y Calderón, pero de AMLO, nones.

Y por qué no está contento AMLO, diría de luto, como se dice en política coloquial, como viuda. Por la llegada de un gobierno que tiene un discurso que afecta muchos de los postulados locales, polarización y cuentos.

Les dejo varias probaditas…

a.- Yo seré el presidente de todos. Lucharé por aquellos que sí me respaldaron y los que no. Nos enseñaron en las últimas semanas una verdad dolorosa: hay verdades y hay mentiras. Y llama a defender la verdad y derrotar las mentiras.

b.- Les doy mi palabra de que siempre diré la verdad, defenderé la Constitución, defenderé a los Estados Unidos de América, y les daré lo mejor a ustedes. Vamos a escribir una historia de la esperanza, de dignidad, de decencia, de amor y sanamiento; la historia que dice que lo mejor está por venir se lo debemos a las generaciones pasadas y futura: que Dios bendiga a Estados Unidos y proteja a nuestras tropas. Gracias, estadounidenses».

c.- Vamos a descartar la politiquería y encarar esta pandemia como una sola nación. El mundo nos está viendo.

Al tiempo… que por lo pronto adiós al Muro “mamerto”…

Nostra Política.- “Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen”. Abraham Lincoln.

Correo: [email protected]

Twitter.- @JEleazarDeAvila