Hasta 9 años de cárcel y multa de 18 mil pesos a padres desobligados

0
316
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria.- Hasta nueve años de prisión y multa de casi 18 mil pesos, recibirán en Tamaulipas, los padres de familia que se declaren dolosamente en estado de insolvencia, o renuncien a su empleo, para eludir el pago de obligaciones alimenticias a su familia, establece una reforma al Código Penal aprobada por el Congreso del Estado.

La acción legislativa, que recibió el respaldo unánime del Pleno legislativo, endurece las sanciones para el delito de obligaciones alimenticias.

En ese propósito, fue modificado el artículo 297 del ordenamiento punitivo para establecer que la pena que reciba el responsable de esa conducta ilícita, “se aumentará en una mitad cuando (el acusado) dolosamente se coloque en estado de insolvencia o renuncie a su empleo con el objeto de eludir el cumplimiento de las obligaciones alimentarias que la ley determina para sus hijos o cónyuge; igualmente cuando les prive de los beneficios de atención médica, hospitalaria y medicinas a que tengan derecho con motivo de la realización de trabajo del obligado”.

Cabe señalar que, en la misma iniciativa se reformó el numeral 296, que establece la penalidad para el delito de abandono de obligaciones alimenticias. Anteriormente establecía penas de uno a cinco años de prisión, pero ahora prevé sanciones de uno a seis años de cárcel.

Además, anteriormente el citado numeral señalaba que la pena se incrementaría en una tercera parte cuando el acusado se colocara dolosamente en estado de insolvencia o renunciara a su empleo con el objeto de eludir el cumplimiento de las obligaciones alimentarias que la ley determina para sus hijos o cónyuge; igualmente cuando les prive de los beneficios de atención médica, hospitalaria y medicinas a que tengan derecho con motivo de la realización de trabajo del obligado.

Con la reforma, la pena se incrementará hasta en una mitad a quienes incurran en esos supuestos.

De esa manera, quien cometa el delito de obligaciones alimenticias podría recibir una condena de hasta nueve años de prisión. La multa para el acusado será de hasta 200 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que casi representan 18 mil pesos.