Agandalla JR candidaturas de pueblos chicos

0
174
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Sabedor de que los pueblos pequeños no significan mucho en el tablero obradorista, pues más del 80 por ciento del electorado que definirá el Congreso local del 2021 y la gubernatura del 2022 reside en las principales 15 ciudades tamaulipecas, el superdelegado de los programas asistenciales de AMLO, José Ramón Gómez Leal, está dando madruguete, imponiendo ya desde ahora a sus siervos y siervas de la nación, “amarrando” las candidaturas morenistas de estos ayuntamientos.

Para ello, Gómez Leal está pasando por encima de los intereses del Partido del Trabajo, la organización aliada de los morenistas en el estado, y a la cual le han asignado la mayor parte de las candidaturas asentadas en las villas y los pequeños pueblos de la entidad.

Lo anterior obedece a que, en estos marginales “Macondos” tamaulipecos, no se llevarán a cabo encuestas para decidir a los candidatos morenistas, como sí las habrá en las grandes urbes. Bajo semejantes condiciones, estos modestos, pero no por ello intrascendentes procesos internos, estarán sujetos al dedazo. ¿Al dedazo de quién? Pues del superdelegado JR, quien es el que regularmente recorre estas comunidades, e impone, a través de sus representantes, la línea a seguir.

Y bueno, esto no tendría nada de malicioso o de corrupto, de no ser porque muchos de estos representantes de la política federal, bajo el mando estatal de Gómez Leal, no han sabido honrar la doctrina social del Presidente de la República, convirtiéndose en pequeños clones de su jefe político en Tamaulipas. O sea, poniendo antes que nada sus intereses personales por delante. Despreciando las preferencias políticas de la ciudadanía y construyendo incipientes cacicazgos electoreros.

Una de las primeras reacciones a estos escenarios viciados que se perfilan en los temas de las candidaturas morenistas a pequeños ayuntamientos, es la que ya se está generando entre el chiquitiaje de la demografía tamaulipeca: se están preparando denuncias contra la gente del JR ante la Secretaría de Bienestar Social, cuya titular es María Luisa Albores, y en dirección al despacho de la Secretaría de la Función Pública, que preside Irma Eréndira Sandoval.

De ese tamaño son las “revoluciones” que se avecinan entre los ciudadanos de los modestos municipios tamaulipecos.

Lo dicho: pueblo chico, lumbre grande.

 

ZAFRA INFORMATIVA

 

Mucho se ha comentado este fin de semana, en relación con el posible armisticio enviado por el gobernador Cabeza de Vaca al primer huésped de Palacio Nacional. El mandatario estatal abandonó su acostumbrada guerra verbal contra el Presidente AMLO e hizo un llamamiento a la unidad. Pero…en esto de la política siempre hay que mirar las cosas con suspicacia, porque no todo lo que brilla es oro: y muchos aún nos preguntamos si Cabeza realmente está mostrando bandera blanca en su enfrenamiento con AMLO o solo trata de ganar tiempo, mientras que sus colaboradores traen la operación política-electoral a todo lo que da, en favor del PAN. Esto último es lo que finalmente importa, porque lo demás no deja de ser puro show.

Lo substancial es la guerra por el poder, y esa solo tiene un escenario concreto: los principales 15 municipios tamaulipecos, más del 85 por ciento del voto.

Ahí es donde se decidirá todo.

Pasando a otro tema, hasta este domingo había expectación por la convocatoria a las alcaldías morenistas en Tamaulipas. Ni siquiera los más altos funcionarios del morenismo estatal traían el dato, e igual decían que podía ser este lunes, o cualquier día de la semana que inicia. Mientras tanto, en el tema de las candidaturas a diputaciones federales, parece que por decisión del CEN morenista se la van a llevar hasta la primera semana de febrero. Eso dicen.

Mientras tanto, en la ciudad de Reynosa, el empresario de izquierda, Rigo Ramos, sigue entregando múltiples apoyos a la población. Imágenes testimoniales dan cuenta del trabajo sin tregua desarrollado por el que se considera, sin discusión, como el mejor posicionado precandidato a la Alcaldía por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Sobre este mismo tema, déjeme comentarle que cualquier otro candidato que no fuese Rigo sería un rival a modo para el panismo. Por eso los cabecistas buscan descarrilar su proyecto a como de lugar. Saben que de ser el abanderado de MORENA por la Alcaldía, como así se perfila, la campaña de Rigo sería sin concesiones contra los azules. Más que interesante darle seguimiento al tema.

Y finalmente, mientras que en Ciudad Madero el liderazgo indiscutible de Adrián Oseguera Kernion, apunta hacia la sana y necesaria continuidad de un segundo periodo, en Matamoros, el tremendo tren de trabajo del maestro Mario López Hernández hace pensar en lo mismo. Más adelante hablaremos más a detalle.