Creían muerta a abuelita y ‘aparece’ diez días después

Después de creer que habían enterrado a la abuela de 85 años días atrás, ella regresó a casa

0
113
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

La sorpresa de su vida se llevaron los integrantes de una familia cuando, después de creer que habían enterrado a la abuela de 85 años días atrás, ella regresó a casa. El sorprendente caso se debió a una severa confusión que tuvo lugar en la población de Jove, municipio perteneciente a Lugo, Galicia.

La familia de Rogelia Blanco fue informada por personal del asilo de su fallecimiento por complicaciones del Covid-19 el 13 de enero. Un cuerpo fue entregado y, por disposición sanitaria de las autoridades, se le hizo funeral sin asistentes.

Pero la familia Blanco quedó en shock el sábado siguiente cuando Rogelia llegó, como cualquier otro fin de semana, para que la cuidaran. Por supuesto, el más maravillado fue su esposo, Ramón Blanco.

Su esposo declaró que no lo podía creer, ya que él se encontraba todavía llorando la muerte de Rogelia.

La Fundación San Rosendo, institución a cargo del cuidado de la octagenaria, ofreció una explicación pública, donde señalaron que Rogelia fue confundida con la mujer con la que compartía habitación. Y es que los residentes del asilo que dieron positivo por Covid-19 fueron trasladados a otra casa para así recibir la debida atención el 29 de diciembre de 2020.

Indicaron que fue un error de identificación durante el proceso de transferencia de Jove a Pereiro de Aguiar provocó que se certificara la muerte de una de ellas el 13 de enero, aunque la identidad fue asignada equivocadamente.

La Fundación lamentó el “desafortunado accidente”, de acuerdo con medios locales. Y calificaron la situación como un “evento aislado de entre las más de 100 transferencias que han hecho desde el pasado diciembre”.

La Corte fue informada del caso para revertir los efectos legales a consecuencia del error.

 

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Construye ‘refugio’ con bolsas de basura para ella y sus perritos