Vientos soplones

0
182
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

La masacre de Camargo echó por tierra los pregones de avances en materia de seguridad, para los efectos del imaginario colectivo local, nacional e internacional, que pensaba esas escenas de barbarie eran ya parte de un pasado ominoso, al que no se quería voltear.

Por supuesto que lastima que se haya tratado de un grupo de migrantes humildes, que dejaron su pueblo, sus seres queridos, pasando penurias para ir en busca de una opción de subsistencia, encontrando en el trayecto, precisamente aquí, una muerte horripilante.

No hay explicación ni justificación valedera, cuando pareciera que el oficio de las autoridades está más en sacudirse responsabilidades, que esclarecer el contexto en que se dieron los hechos y evitar que se repitan.

Quizá si se hubieran llevado hasta sus últimas consecuencias las indagatorias sobre otras masacres de ese corte en el pasado, hoy estaríamos hablando de otra cosa.

“Estamos profundamente preocupados por esos hechos (…) la falta de alternativas para una migración realmente segura, ordenada y regular orilla a las personas migrantes a recurrir a traficantes de personas o rutas peligrosas, lo cual aumenta su riesgo de ser víctimas de graves violaciones a sus derechos humanos”.

Ese fue el comentario de GUILLERMO FERNÁNDEZ-MALDONADO, el representante de la ONU-DH México, sobre el hallazgo de 19 personas calcinadas en Camargo, Tamaulipas.

Acá se boletinó un amplio mensaje con el que el gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, resaltando “la coordinación de su gobierno con siete agencias de seguridad norteamericanas”, anunció el relanzamiento de la campaña “Se Busca Información” sobre diez presuntos capos delincuenciales, cuyas fotos, sin nombre, se exhibieron.

El audiovisual lo complementa el discurso, en un evento, del agente en jefe de la patrulla fronteriza en la zona de Laredo, BRIAN HASTINGS, ponderando la oferta del gobernante tamaulipeco por buscar información de este lado, sobre los delincuentes que traen como objetivo.

La campaña “Se Busca Información”, fue definida por el de casa como “de seguridad y prosperidad binacional”, e incluye la exhibición en espectaculares montados a lo largo de la frontera, de los diez “líderes criminales”, pidiendo la colaboración ciudadana para su ubicación y captura.

Por los corrillos del morenismo, anticipados y remisos, ayer se daba por inminente la publicación de la convocatoria para la elección de los candidatos a presidentes municipales y diputado locales, ante lo que arreció el alboroto entre presuntos aspirantes.

El síndico LUIS ALIYÁN hasta convocó a los medios al presentar la solicitud de la carta de residencia en Palacio Municipal, que cree será  requisito en la convocatoria para registrarse como candidato a la alcaldía.

Adelante en la fila están formados LALO GATTÁS y FELIPE GARZA.

En los días recientes ha salido cualquier cantidad de listas de supuestos aspirantes “palomeados”, animadas por querientes y malquerientes y hasta por los propios suspirantes, desesperados por ver coronadas sus intenciones.

Lo cierto es que hasta ayer no había “nada para nadie”, iban a abrirse los registros y en función de quienes se presentaran, por su perfil, penetración, lealtades y algún compromiso de excepción que comprobara la regla, luego se asignarán las candidaturas.

A todos los niveles, de dentro y fuera del partido, hay sujetos de interés pretendiendo orientar el destino de la selección interna morenista, pero la cúpula del movimiento ha mantenido canales de información directa y observadores diversos para cruzar y sacar la mejor decisión.

En el típico botón de muestra, para este proceso todavía hubo quien quiso regresar como delegado a RENATO MOLINA, que en el pasado traficó con candidaturas, negándole el derecho a su partido a más triunfos.

Los autores de esas inercias corruptoras, están precisamente identificados y en vías de ser echados del partido, de pasada, para acotar los cuestionamientos a la máxima de no robar, no mentir y no traicionar, enarbolada por el Presidente.

En el PAN estatal ayer seguían los registros de candidatos, entre los que apareció otro priista, DANIEL SAMPAYO, anotado para disputar el distrito 11 local, él único que en esta legislatura no pudo ganar el PAN.

En el distrito 12, también de Matamoros, se anotó y pretende relevar a la candidata a alcaldesa GLORIA IVETT BERMEA, la hija menor de RAMIRO SALAZAR, de nombre ELIZABETH, como otro “estate quieta” a la hermana exalcaldesa LETY y el distrito 10, de allá mismo, permanece abierto, para la eventual postulación reeleccionista de HÉCTOR ESCOBAR, a quien no le alcanzó para la alcaldía.

El marcaje personal de Morena para este año, igual tampoco les alcance para manosear las mínimas diferencias con que “ganaron” aquellos dos distritos en la elección anterior.

 

La jornada la cerró el diputado presidente del Congreso local, GERARDO PEÑA FLORES, quien finalmente se registró como candidato a la diputación federal por el segundo distrito con cabecera en Reynosa.

Aunque los diputados locales y federales se han legislado para poder mantenerse en el encargo mientras andan en campañas por otro escaño o cargo de elección popular, en medio de no pocas controversias ante las instancias jurisdiccionales, en tratándose del Presidente del Congreso, que maneja recursos financieros, materiales y humanos, evidentemente tendrá que dejar el cargo, cuando más, en el plazo legal para otros funcionarios, de 90 días antes de la elección, o sea en marzo.

Y como se entiende que FRANCISCO JAVIER GARZA DE COSS también va a buscar la reelección en el escaño que ocupa, tratándose en la camada del más experimentado en las lides legislativas y oriundo de Reynosa –requisito indeclinable-, tampoco podrá asumir el liderazgo camaral.

Queda JUANITA SÁNCHEZ, quien igual se perfilaba a la reelección, pero al final les aventó el arpa; como ya volvió con su “jijí jijí” a los patrones, pues esa deberá ser la nueva oferta.

Los registros cierran hasta el domingo, pero ya se dejó correr la versión que para el otro distrito federal reynosense, el noveno, va la regidora LETICIA GUTIÉRREZ GARZA, sobrina del poderosísimo constructor y petrolero RAMIRO GARZA CANTÚ.

La especie echa por tierra la versión de que a ese escaño se promovería la alcaldesa MAKI ORTIZ DOMÍNGUEZ, dueña de una férrea estructura y pasión, quien por igual perdió la intención de hacer postular a su hijo al relevo edilicio.

Allá en Reynosa, la precandidata priista a la diputación federal DINORAH GUERRA, tal vez no traiga muchos bonos de cuando fue funcionaria en el pasado sexenio panista tamaulipeco, pero ahora que se confirmó su cuñada CLARA LUZ FLORES como candidata de MORENA al gobierno de Nuevo León, ha tomado mayor fama.

A control remoto, también la abogada SUSANA PRIETO anda haciendo ruido otra vez en Matamoros, provocando a través de redes sociales algunos paros laborales en maquiladoras, aunque con mucho menos gente y en menos plantas.

Como quiera, el dirigente cetemista del SJOIM advirtió que la revisión contractual ya se firmó y se otorgaron los bonos en los términos pactados, que es el argumento con el que aquella hizo el alboroto mayor antes.

Del primer movimiento se llevó un costal de billetes en indemnizaciones por los despidos de las plantas cerradas y sacó el triunfo de una de sus candidatas; ¿se esperarán a la elección las autoridades para ver qué hacer con ella?

Hace dos años también empezó con unos pocos.