Hombre llega al hospital por su esposa que superó Covid-19

0
50
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Con un ramo de rosas y un arreglo de girasoles, Ramona fue recibida por su esposo Jesús, con quien lleva 41 años casada, tras recuperarse del Covid-19.

«Mi niña hermosa», expresó Jesús entre lágrimas cuando la recibió para llevarla a casa, luego de 14 días de estar internada en el Hospital General de Zona (HGZ) 7, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Coahuila.

«Ya estamos juntos otra vez», escuchó Ramona cuya historia de amor emocionó al personal de salud del llamado Piso de la Esperanza, localizado en la unidad médica que la despidió con aplausos.

Ramona tuvo Covid-19. Su pronóstico fue siempre reservado debido a que padece de diabetes e hipertensión, de complicaciones renales y cuando contrajo SARS-CoV-2 sufrió de neumonía.

Pero Ramona no estaba dispuesta a separarse aún de su marido, por lo que su voluntad sumada a la intervención oportuna del personal médico le permitió vencer al virus.

«Para la pareja estar de nuevo juntos fue es el mejor regalo del 14 de febrero», expresaron sus familiares.

El 30 de enero, la señora Ramona, madre de tres hijos y abuela de cinco nietos, llegó al servicio de urgencias con insuficiencia respiratoria.

Luego de hacer el triage y una valoración fue ingresada al tercer piso, en donde fue atendida por un equipo multidisciplinario encabezado por Luis Fernando Hernández Cerriteño, encargado del Equipo de Respuesta

Se le asignó la cama 342 donde estuvo 14 días bajo tratamiento médico integral. Ramona cursó con agotamiento y dificultad para respirar, además tenía el antecedente de sus padecimientos crónicos que ponían en riesgo a la adulta mayor.

“Los doctores del IMSS son muy buenos, me voy muy contenta”, expresó minutos antes de abordar la ambulancia con destino a su hogar, ubicado en el municipio de San Buenaventura.​

El urgenciólogo Luis Fernando Hernández Cerriteño destacó que el apoyo de los seres queridos, una actitud positiva y la confianza en los profesionales de la salud son factores esenciales en el tratamiento. Jesús agradeció al personal médico y de enfermería del Seguro Social por salvarle la vida, «Ramona y yo estamos juntos otra vez».

Con información de: elsoldelalaguna.com