Migrantes sufren por efectos de onda gélida

0
20
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Claudia Velázquez/Contacto.-

MATAMOROS, Tam.- Las familias de migrantes que se encuentran en el campamento a orillas del Río Bravo en esta frontera, sufrieron los estragos de las bajas temperaturas que se registraron este lunes registráramos de -3 grados con sensación de -11.

Desde niños, adolescentes, hombres y mujeres de todas las edades que se encuentran viviendo en este campamento lleno de carpas, trataban de refugiarse de las inclemencias del tiempo mientras el hielo cubría los toldos.

Afortunadamente y de acuerdo al reporte de la Cruz Roja, ninguno de ellos requirió de algún traslado por sufrir alguna consecuencia del frío que se siente desde el viernes.

En ese sentido, los pronósticos ya se conocían desde la semana anterior y los migrantes empezaron a recibir un poco de ayuda, además de que tienen dos techumbres que fueron colocadas por el Gobierno federal, sin embargo, no son suficientes para mitigar el frío.

A través de redes sociales, ello mismos publicación fotografías donde se aprecia que las casas de campaña se llenaron de hielo durante la madrugada y mañana de este lunes.