Afectó apagón a cuatro millones: CFE

0
20
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Chantal Martínez Díaz.-

Cd. Victoria, Tam.-
La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que cuatro millones 766 mil 901 usuarios de la región norte del país fueron afectados a consecuencia de un “mega apagón”, ocasionado por la suspensión de dotación de gas natural por parte de Texas debido a la tormenta del Ártico que afecta a Estados Unidos y México.

La CFE informó que seis estados fueron afectados por esa situación, incluido Tamaulipas, donde fueron afectados 637 mil 317 usuarios.

En Chihuahua afectaron un millón 209 mil 899 usuarios, en Coahuila fueron 791 mil 645; en Durango un total de 92 mil112; en Nuevo León, dos millones 24 mil 395 usuarios; en Zacatecas les afectaron once mil 533 usuarios.

Del total de afectación se ha recuperado, a las 18:00 horas del lunes 15 de febrero, el 79.07 por ciento, y que significaban en todos los estados 997 mil 734 usuarios.

Para esa hora solo los estados de Durango y Zacatecas se han restablecido al cien por ciento, en tanto que en Tamaulipas aún faltaban 167 mil 525 usuarios pendientes.

En Chihuahua solo se había restablecido el 46.61 por ciento; en Coahuila un 94.17 por ciento; en Nuevo León un 93.18 por ciento

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) explicó que tiene disponibles más de once mil 328 megawatts (MW) de energía proveniente de otras fuentes de generación, como hidroeléctricas (7,457 MW), para restablecer el servicio eléctrico a los usuarios afectados en el norte del país, ante la falta de suministro de gas natural proveniente de Texas.

Además, se sumará la capacidad de las centrales carboeléctricas y cargamentos de gas natural a través de dos embarcaciones en Manzanillo y Altamira.

En conferencia de prensa, Miguel Santiago Reyes Hernández, director general de CFE Energía y CFE Internacional, explicó que la falla es ajena a la CFE, siendo la principal causa las bajas temperaturas en Texas por un vórtice polar, que ha puesto en alerta máxima (nivel 3) a este estado y afectó la importación de gas natural a México, ante el congelamiento de ductos y yacimientos.

Frente a este fenómeno climatológico, las energías renovables en algunas zonas de Texas salieron de operación y se incrementó su demanda de gas natural en un volumen equivalente a todo el consumo de México. “No es un problema de la CFE, es una situación presente en Estados Unidos y que, por la relación e interconexión con ellos en materia de suministro de gas natural, así como la comunicación con las líneas de transmisión, ha provocado que hoy se tengan interrupciones en el norte del país”, detalló Reyes Hernández.

Entre hoy y mañana se esperan afectaciones mayores; por ello, se ha puesto a disposición del Cenace toda la energía disponible de la CFE para restablecer a los clientes afectados y alimentar las instalaciones estratégicas del país, como hospitales y clínicas.

El directivo de CFE enfatizó la necesidad de fortalecer la autonomía de Pemex en materia de hidrocarburos para abastecer a la CFE y garantizar la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

“En el área noreste tenemos 20 por ciento de generación de la CFE y 80 por ciento de generación privada, lo cual es relevante, porque los privados estuvieron saliendo de funcionamiento desde la noche del domingo 14 de febrero. En casos como este se hace notar el desbalance entre ambos”, apuntó en su intervención Carlos Morales Mar, director corporativo de Operaciones

 

COMBATIRÁN “DIABLITOS”

Francisco Medina Guerrero

Trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) revelaron que inició un operativo de supervisión de los medidores en esta Ciudad.

De acuerdo con la información proporcionada por los trabajadores de la CFE, la revisión se lleva a cabo en la Capital del estado buscando detectar irregularidades en los consumos.

De esta forma, la CFE determinará, a través de dicha supervisión, si los usuarios realizan el pago adecuado del servicio o se encuentran alterando el consumo para arrojar una facturación irregular.

De acuerdo a lo señalado por algunos trabajadores de la CFE, quienes pidieron guardar su nombre en el anonimato, los trabajos de supervisión se realizan principalmente en aquellos domicilios que cuentan con medidores antiguos, para ver si están trabajando de manera correcta.

Posteriormente dichos medidores serían cambiados por un dispositivo digital.

“Principalmente el trabajo que estamos haciendo es sobre medidores viejos o antiguos, verlos, checarlos y saber si sirven o no”.

“Si no funcionan cambiamos por digitales”, comentó un trabajador.