Candidatos sin dinero

0
56
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Meliton Guevara Castillo.-

El frío nos sorprendió, a menos de cero grados en la Capital tamaulipeca, y da la impresión que el anuncio del frente frío, la onda gélida, también enfrió un poco la efervescencia política. Por decir, el domingo concluyó el plazo para que se registraran los aspirantes de Morena a las diputaciones federales. Y ya no hubo, como para la alcaldía, promociones en las redes sociales… con todo y que se sabe hay muchos, fueron demasiados los registros.

Y la verdad es que hay anuncios que dejan frío, más que fríos, a uno que otro animal político; de esos que no pierden oportunidad para evidenciar que están listos para sacrificarse por la sociedad. No es el caso, ya nos enteramos, de Luis Cantú Galván, mejor conocido como “El cachorro”, y que cobra como líder estatal del PAN. “No voy por nada…”, que no será candidato a nada. ¿Será castigo?

 

MORENA NO INVIRTIÓ

En la elección local anterior había la expectativa de que el partido de AMLO, se llevaría si no carro completo, sí buena parte de las posiciones en disputa. Y nada, al final, el PAN se llevó la mayoría; y si bien Morena obtuvo buen número de plazas, no fueron suficientes para hacer daño al partido en el poder. Solo ganó tres alcaldías: Madero, Matamoros y Güémez.

¿Qué fue lo que sucedió? La respuesta fue solo una: que los candidatos no invirtieron. Que la mayoría, como se dice en el rancho, se rascaron con sus uñas, porque el partido no les bajó recursos… porque nunca llegaron. Y los candidatos no invirtieron, porque no tenía dinero o porque no lo consiguieron, no hubo aportaciones de militantes. Los triunfos que obtuvo Morena en Tamaulipas fue por el empuje de AMLO en la boleta.

 

PAGARÁN SUS CAMPAÑAS

El PAN es el partido político que, en Tamaulipas, se lleva la mayor tajada del financiamiento público, será la friolera de 65 millones; en tanto que Morena, 41 millones, el PRI 22 millones y el Movimiento Ciudadano 14. Los otros, como el Partido Esfuerzo Social, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México, recibirán un poco más de tres millones de pesos anuales. Financiamiento que se entrega distribuido en los 12 meses del año.

Visto así, por eso, Tomás Vanoye en su calidad de secretario de Fortalecimiento Interno, hace notar que en su partido los candidatos deben de cubrir con recursos propios los gastos de sus campañas políticas. Explica: el partido no costea las campañas, por eso el candidato debe asumir el costo de la mayor parte de su campaña. Conocemos el mecanismo: financiamiento privado, que son aportaciones personales, de los militantes o de sus amigos.

 

LOS PROGRAMAS ASISTENCIALES

Cuando el PRI era el partido en el poder, se asumía que las campañas se apoyaban con dinero del gobierno. ¿Por qué no pensar que la cosa sigue igual? Por eso, la fiscalización y la petición que AMLO hace a sus seguidores: que cuiden, que vigilen las campañas.

Hay, en todo caso, procesos gubernamentales que inciden la elección: los programas sociales. Y esos, al menos en Tamaulipas, los tiene el partido en el gobierno. Como es la entrega de despensas y el cacarear uno y otra acción, como los servicios públicos, la pavimentación. El gobierno federal también tiene programas de bienestar social: la pensión del adulto mayor, las becas a los estudiantes, el apoyo al empleo… y toda la estructura de los Siervos de la Nación, que ahora supervisan las brigadas de vacunación.

 

POLÍTICO POBRE, POBRE POLÍTICO

Para el seis de junio van a chocar dos estructuras político-asistenciales: la federal y la estatal. El plus será de los candidatos que, por lo visto, si hacemos caso a las palabras de Tomás Vanoye se regirán por la falta de dinero. Si los panistas, tienen que rascarse con las uñas…. ¿imaginen a los de morena o a los priistas?