Comienza Liga de la Naranja

0
21
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arnulfo Mata Huerta.-

Con ocho novenas bien armadas, el pasado sábado a mañana y tarde dio inicio la Liga Naranjera de Santa Engracia que promueve el softbol femenil.

Desafiando la onda gélida que azota al corazón de Tamaulipas, el parque deportivo del ejido Emiliano Zapata registró un gran ambiente entre público, managers y jugadoras.

Los equipos que van a jugar el torneo oficial son, Perlas de Servando Canales, Felinas de La Peña, Red Sox de Francisco I. Madero, Las Yanquis del ejido El Arco, así como Panteras de Santa Engracia y las tremendas Novatas del ejido Emiliano Zapata, además de la novena de Guillermo Zúñiga y las Naranjeras de Santa Engracia.

Novenas que para calentar el ambiente y probar gente, los directivos de la Naranjera armaron una interesante jornada con partidos amistosos que disfrutaron animadamente todos los presentes, juegos que tuvieron como cuenta bolas y strikes al profesor Ramón López Yáñez y a Mauricio Ortiz que no tuvieron problemas para sacar adelante los encuentros.

Cabe señalar que este par de sufridos ampayers pertenecen al organismo que dirige el Profe Marcos Palomares Alfaro.

Respecto a cómo se resolvieron los encuentros de fogueo, a continuación, le proporcionamos los resultados, tomando en cuenta el reporte que nos hace llegar Refugio Heredia Ontiveros, quien hace sus “pininos” como reportero de deportes y como recabador de datos, por algo se empieza.

Las Novatas ganaron angustiosamente por pizarra de 7-6 frente a Red Sox, siendo la pitcher ganadora Elizabeth Jaramillo y Mariana Benítez se fue con la derrota, eso sí, hizo su mejor esfuerzo pero en esta ocasión Marianita no tuvo la suerte a su favor.

En el bateo estuvieron muy activas por las ganadoras, Camila Barrón y Evelin Ruiz con dos hits en cuatro turnos.

Por Red Sox fueron la propia pitcher Mariana Benítez y Angélica Barrón de 4-2

En otro resultado, las aguerridas chavalas del ejido Guillermo Zúñiga impusieron su ley ante Naranjeras con anotación de 10-2, disputándose otros partidos que llamaron la atención de los aficionados a la “pelota blanda”.