Camina mujer de 90 años 10 km en la nieve para recibir vacuna Covid-19

Tuvo que caminar casi diez kilómetros para asistir a su primera cita de vacunación contra el coronavirus

0
24
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Una mujer de 90 años de edad, en Seattle, Estados Unidos, tuvo que caminar casi diez kilómetros para asistir a su primera cita de vacunación contra el coronavirus el pasado domingo 14 de febrero, en medio de una fuerte tormenta que dejó la superficie de esa zona del país completamente llena de nieve.

Fran Goldman, caminó el equivalente a seis millas de ida y regreso con tal de vacunarse.

Señaló que no fue fácil, sobre su extensa caminata sobre la nevada y la compleja gestión que tuvo que llevar a cabo para recibir su cita de vacunación.

Estuvo varios días intentando comunicarse con el Departamento de Salud del estado de Washington para que le ayudaran a agendar una cita en un punto cercano a su vecindario Sand Point de Seattle.

Durante varios días la mujer no obtuvo una respuesta satisfactoria, incluso con la ayuda de su hija Ruth, quien vive en Buffalo, Nueva York, desde donde trató de agendar una cita varias veces por vía telefónica y a través de internet, aunque tampoco lo logró.

Cuando la señora Goldman logró comunicarse con el hospital de niños de Seattle, donde también estaban administrando vacunas contra coronavirus, en ese centro médico sí atendieron su solicitud y le manifestaron que fuera directamente hasta el hospital el domingo 14 de febrero, en horas de la mañana, para recibir la inyección.

Pero Fran Goldman no contaba que durante el viernes y sábado anteriores se registraría una fuerte tormenta de invierno en esa región del país norteamericano. Las calles quedaron completamente cubiertas por la nieve y la superficie se había convertido en un lugar casi intransitable.

A pesar de eso la mujer se vistió con pantalones de lana, botas especiales para caminar sobre la nieve y se puso una camisa de manga corta que no impidiera llevar a cabo el procedimiento de inyección de la vacuna por parte del personal médico del hospital de Seattle. Sobre la camisa se cubrió con un abrigo de plumas y encima agregó una chaqueta de lluvia.

Una vez equipada con todo el vestuario necesario, decidió emprender su caminata el domingo sobre las 8:00 a. m., pues su cita de vacunación había sido asignada para las 9:10 a. m. de ese día.

Finalmente, la mujer llegó a su cita con solo 5 minutos de retraso, después de una larga caminata de casi diez kilómetros sobre la nieve.

Ruth Goldman, su hija, aseguró que no le sorprendió la decisión de su madre de caminar bajo esas circunstancias con tal de recibir la vacuna, indicó que su madre no permitiría que un poco de nieve le impidiera recibir la vacuna.

“Ella estaba dispuesta a caminar muchas millas de ida y vuelta para conseguirlo. Es una persona realmente notable (…), señaló Ruth.

Con información de: semana.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Indignan en redes fotos de precandidato a diputado de Puebla con su hija