Estrenó filme en España

0
30
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El director de cine Xavi Sala (Alicante, 1971) estrenó en días pasados en salas españolas su ópera prima, la producción mexicana “El ombligo de Guie’dani”, un drama social rebelde, árido y concienzudo, que ha sido calificado como la antítesis de “Roma”, de Alfonso Cuarón.

“Pero yo nunca entendí la comparación”, confiesó el realizador en una entrevista telefónica con Efe desde México, donde Salas, nacionalizado mexicano, vive desde hace años. “Intenté que no la vincularan a ‘Roma’ o a ‘La camarista’, porque son intenciones bien diferentes”, aseguró al tiempo que indicó que su cinta se pueda relacionar más con “Nuevo orden”, de Michel Franco.

“El ombligo de Guie’dani” es el retrato íntimo de una niña y su madre, indígenas zapotecas y trabajadoras domésticas en Ciudad de México; ellas llegan de un pequeño poblado del sureño del Estado de Oaxaca a trabajar para una familia acomodada, pero la niña, con sus doce años cumplidos, no se adapta a esa vida.

“México tiene una culpa muy grande y mucha gente se sigue aprovechando de las empleadas domésticas. ‘Roma’ ayudó mucho a que aliviaran esa culpa que arrastran, y como la película vendía esa imagen sumisa y esa falsa familia, hubo mucha gente que se pensó: pues no está tan mal lo que le hacemos a las criadas”, expresó el director.

Casualidad fue que, aunque llega al público con tanto tiempo de diferencia, “Roma” y “El ombligo de Guie’dani” se rodaron por las mismas fechas, si bien Salas comenzó la redacción del guion en 2013 aunque desde antes él empezó a interesarse por la comunidad zapoteca del istmo de Tehuantepec y el valle de Oaxaca, después de trabajar en unos documentales sobre ellos.

Salas recalcó que él no hace películas de “denuncia”, sino que “inspiran la reflexión de asuntos que yo me cuestiono, pero la respuesta la tiene cada uno, no yo. No hago panfletos, no me interesa ese tipo de cine. La película va más allá de la empleada doméstica, tiene que ver con mi origen y va más allá también de la comunidad zapoteca. Lo que si tiene es un punto de vista crítico porque lo vemos con los ojos de Guie’dani y lo oímos en la lengua zapoteca”.