Actos desesperados

0
46
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Martha Martínez/El Mañana de Nuevo Laredo.-

NUEVO LAREDO, Tam.- La falta del agua llevó a muchos neolaredenses a tomar medidas desesperadas. En Villas de San Miguel, los vecinos recurrieron a llenar sus cubetas y botes con agua del arroyo que cruza por la colonia, a pesar de que usualmente es residual.

“Tenemos que abastecernos de agua de alguna manera, porque por ahora no hay forma más que esta. Por lo menos para el baño, pues tenemos que ir a trabajar porque a las empresas no les importa si hay o no agua, el trabajo tiene que salir”, comentó una pareja de esposos que llegaron en auto con sus cubetas.

Más de 28 horas sin agua en algunos hogares, desde el lunes hasta ayer a las 12:00 del mediodía, donde poco a poco se fue restableciendo el servicio.

“No hay agua ni para bañarse, ni lavar ropa o trastes, no hay agua para nada, de perdido venimos a juntar agua para el baño. Para tomar nos prevenimos con cinco garrafones con agua”, reveló Ofelia, una vecina de Villas.

Algunos aprovecharon que el tanque Matamoros ya estaba funcionando, y rellenaron tinacos para uso doméstico.

El agua embotellada fue uno de los artículos más preciados ayer; ante la desesperación, familias usaron desde pequeñas botellas hasta los garrafones llenos de agua no sólo para tomar, también para asearse, lo que provocó que escaseara en las tiendas de autoservicio y en algunos dispensadores de relleno, y los que funcionaban estaban saturados y se hicieron filas de hasta por dos horas para surtirse, como en Bulevar San Miguel y San Armando, donde decenas esperaban turno con garrafones en mano.

En la Calle Francisco Murguía, frente al solar donde se instala una ‘pulga’, un camión repartidor de agua se averió, los ciudadanos no desaprovecharon la oportunidad y comenzaron a llegar para comprar los galones, garrafones y botellas que trasladaba el operador.

A partir del mediodía, el servicio por parte de Comapa comenzó a restablecerse nuevamente en algunas colonias, pero con baja presión.

A las 2:00 de la tarde, el departamento de comunicación de Comapa, emitió un comunicado en el que señaló que el suministro se restableció tras una falla de energía eléctrica de CFE que se fue recuperando gradualmente.

El gerente general, Luis Moreno, informó que las tres plantas potabilizadoras iniciaron operaciones a las 2:00 de la tarde, llegando el vital líquido a los hogares poco a poco.