Les da flojera pensar

0
127
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Así como va la tendencia, ya no sabemos si el voto de los jóvenes será determinante para definir a un ganador en la contienda de este seis de junio.

Parecía hace unos meses que sí. Hoy, quién sabe.

Observamos que si hay factores benéficos para ellos saldrían a votar, y su participación sería fundamental.

Hoy –insisto- ya no se puede hacer una estimación al respecto.

Muchos se muestran decepcionados de la política, los partidos y la manera en que eligen a sus candidatos, así como de las campañas que hacen.

Otros siguen indecisos.

Hay quienes están molestos e irán a las urnas a anular su sufragio, como muestra de disgusto y protesta por la situación que enfrenta el país, el estado y/o el municipio.

Pero hay otros que hacen su análisis con base en lo que ven en el día a día. Es decir, si hoy un candidato, del partido que sea, adopta un perro de la calle, entonces a ese le darán su voto. Si otro, independientemente de las siglas que represente, decide volverse vegano, entonces irá para él. Si uno más, del color que sea, repudia la Fiesta Brava, se ganaría su respaldo.

Su análisis es pobre y no han reflexionado nada.

Para muchos de estos jóvenes (me refiero al sector de entre los 18 y 32 años de edad), la vida en México comenzó justo cuando ellos nacieron. Hay otros que lo ven desde que tienen uso de razón, es decir, tres años más adelante.

Y, en ese sentido, están analizando cómo o por quién irán a votar en junio.

Su reflexión es en torno al discurso del más popular de los candidatos.

Y dicen que “el PRIAN” se ha dedicado a robarle al país. Que ningún candidato emanado de “la mafia del poder” ha hecho algo por la patria. Que los prianistas quieren seguir robando y todas esas cosas.

Pero si le preguntan cuáles son las propuestas de uno u otro candidato, no lo saben. Si le preguntan de dónde han surgido los candidatos de uno u otro partido, lo ignoran. Si le preguntan por alguna razón, no saben qué decir.

Para muchos de estos jóvenes, esta será la primera elección en la que participarán ejerciendo su sufragio, y no saben por qué, dónde, o cómo. Menos saben el sentido de su voto.

Dicen estar mucho más informados que en su momento lo estaban los jóvenes de los noventas, ochentas o setentas. Su razón es porque ahora hay redes sociales, y eso, aseguran, los orienta.

Pero son los mismos que comparten y le dan like a las “Fake News”. Son los mismos que creen que en ochenta años el país no avanzó. Son los mismos que le dan más atención a las leidis y a los lords que viralizan en las redes, que a la verdadera información.

Son los que no creen en los medios, porque, según ellos, dicen “puras mentiras”. Son los que aseguran que el país, estado y/o municipio está estancado y critican a la gente que le gusta el fut o algún artista.

La verdad de las cosas es que es un sector muy importante y es fundamental que los informen y los orienten. Ojalá que voten con sentido y no con la panza. Ojalá.

EN CINCO PALABRAS.- Hasta pensar les da flojera.

PUNTO FINAL.- “La culpa no es del mal gobernante, sino del que lo puso allí… con su voto”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata