Pescadores piden ayuda emergente del Gobierno

Organizaciones de pescadores solicitaron ayuda económica emergente del Gobierno

0
15
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mirna Hernández/El Sol de Tampico

TAMPICO, Tam.- Las heladas de esta semana en zonas estuarinas y Laguna Madre dejarán escasez de escama y crustáceos, al menos para los próximos dos meses, empeorando la paupérrima economía de miles de familias que viven de la pesca ribereña.

Ante ello organizaciones de pescadores solicitaron ayuda económica emergente del Gobierno para afrontar el empeoramiento de la crisis de dinero de más 5 mil familias, ya que una gran mayoría no recibe el beneficio de programa federal de Bienestar.

Silvestre Mariano Hilario, presidente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas Pesqueras de Laguna Madre subrayó que las temperaturas congelantes que afectaron en especial las aguamalas del norte y centro del estado mermaron la producción de camarón, jaiba, sargo, tilapia, trucha y otras especies de alto valor comercial y hoy reportan cosechas mínimas.

De la actividad dependen más de tres mil familias de ese campo productor, uno de los más grandes del territorio nacional, pero desde esta semana, cuando el frio bajo a menos cero, hubo una gran mortandad de peces y otros en el proceso natural buscaron aguas profundas y cálidas, lo que mantendrán pobres las capturan hasta abril.

Desde hace más de diez años, dijo, no se registraba una emergencia de esta magnitud y “hoy no tenemos pesca, ni apoyos del gobierno y del programa Bienpesca, que consiste en la entre de 7 mil 200 pesos, está llegando a familias que no se dedican precisamente a la pesca”, apuntó.

Agregó que en la entidad existen alrededor de nueve mil personas que viven de la producción pesquera y la mayor parte no está incluido en ese esquema porque el Gobierno federal a través de los servidores de la nación, elaboraron censos cerrados, sin incluir a la población que realmente participa en ese sector.

Silvestre Mariano explicó que en estas situaciones de penurias, son los pescadores los más afectados y probablemente ocurran sobreprecios en mercados y tiendas de autoservicio, lo que es aprovechado por los intermediarios que tienen capacidad financiera y almacenan los productos marinos.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Deportados duermen afuera de la Aduana de Reynosa