Uy, qué miedo

0
175
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Hace cuatro años escribí en este espacio editorial una especie de sátira, imaginando cómo podría ser el país y Tamaulipas en el 2022 en caso de que las elecciones del 2018 las ganara López Obrador, entonces aspirante de Morena a la presidencia del país.

Insisto, esa columna se publicó hace tres años. Para ser exactos, el 20 de enero del 2017.

Y mire lo que son las cosas. Mucho de lo que en esa ocasión planteábamos como posibilidad, hoy ya se está cumpliendo.

Por ejemplo, pusimos lo siguiente “Morena es el principal favorito para ganar las elecciones (del 2022). Los demás partidos políticos no tienen dinero ni para la gasolina, cuyo precio sigue siendo alto”. ¿Nos equivocamos en la “predicción”?

También agregamos: “El PRI dejó de existir como partido político. Ahora se llama Partido Nueva Revolución, pero muchos de sus militantes se cambiaron a Morena. El PNR es ya la cuarta fuerza a nivel local y la quinta a nivel nacional”. ¿Verdad que no estamos tan lejos de eso?

También añadimos: “El PAN, a pesar de ser el partido en el Gobierno estatal, no luce como favorito, y es que después del 2018 dejó de llegar dinero al estado y todo es manejado directamente por el Gobierno federal”. ¿Qué cosas, verdad?

Y mire esto: “Tamaulipas está cada vez más solo. La gente partió a otras tierras (…) El muro fronterizo fue impasable y no tanto por su infraestructura, sino porque Estados Unidos dejó de ser el sueño americano”. Así terminó en la era Trump.

Otra cosa, que si bien no ha sucedido, ya tienen el proyecto, mire usted lo que pusimos hace cuatro años: “Vaya escándalo que se armó el año pasado (2021) cuando usuarios de redes sociales criticaron al gobierno y al mandatario Andrés Manuel, quien de inmediato tomó el control de Internet para restringirlo”. ¡Ya lo estamos viendo!

Una más: “El gobernador saliente Cabeza de Vaca no tiene control político del estado, puesto que Morena y el Gobierno mexicano no envían dinero y todo lo manejan desde allá”. Mire lo que son las cosas.

A ver qué les parece esto: “Tras derogar las reformas educativa, laboral y energética, México perdió inversiones del extranjero y los empleos se han perdido”. ¿A poco no?

Y así terminé aquella columna del 2017: “Así las cosas en Tamaulipas en este 2022. Año del tigre, según el calendario chino. Y es que ahora el país más poderoso del mundo es China y todo el mundo se basa en ese documento (…) Sin embargo, la población sigue esperanzada en el cambio que le prometieron las autoridades”.

No es mentira, pueden consultar el ejemplar de El Diario de ese día, o bien, “googlear”: “Punto por Punto Tamaulipas 2022”, y verán que es cierto.

No es que esa columna sea pitonisa, sino que, de acuerdo al análisis de lo que se veía en ese momento, no era complicado establecer cómo podrían ser las cosas. Y mire lo que sucedió y ha sucedido.

No estamos lejos de llegar muchas cosas más que hace cuatro años nos dijeron que eran exagerados y fuera de la realidad. Pero eso se podría evitar con tan solo tener un parlamento plural, solo con eso se equilibraría un poco la situación hacia el futuro.

EN CINCO PALABRAS.- Aún faltan mil 381 días.

PUNTO FINAL.- “Se convirtieron en lo que tanto tiempo odiaron, y ya odian lo que tanto tiempo fueron”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata