Óscar, Cabeza no se equivocó…

0
494
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

Hablaremos en la semana (despacio) de la “narrativa maromera” que los agoreros de la Cuarta Transformación tienen sobre los datos que acaba de verter la Auditoría Superior de la Federación sobre los proyectos del Gobierno-Morena, pues administrativamente ha sido un desastre.

Nunca olvidemos que la “ASF es un órgano especializado de la Cámara de Diputados que cuenta con autonomía técnica y de gestión para decidir sobre su organización interna, funcionamiento, resoluciones y manejo de los recursos presupuestales que le son asignados. Su actuación se rige por un conjunto de disposiciones jurídicas, técnicas y éticas”.

Así que toca maroma en la mañanera… ¿Decir que la ASF es neoliberal…?

Adelantamos que el problema es que la narrativa -de origen- se ha gastado. ¿No son los mismos, no roban, no mienten, no traicionan? ¿No aterrizó lo aspiracional y por eso las “criminales redes sociales” tienen a esta administración de cristal, muy presionada, por decirlo bonito?

¿Se vendió el avión? ¿Generó más empleos? ¿Hay mejor educación? ¿Apoyó a la cultura? ¿Mejoró el sistema de salud? ¿Hay más seguridad? ¿Hay menos muertes violentas?  ¿Acabó con la corrupción?

¿Creció la economía? ¿Hay menor subempleo?

¿Hay menos pobres? ¿Bajó la inflación? ¿Bajó la gasolina?  ¿Sacó al ejército de las calles? ¿Encontró los 500 mil millones de pesos de corrupción anual? ¿Está usando más energías limpias? ¿Hay más carreteras nuevas mejor mantenidas?

¿Hay menores impuestos en todo México parejo? ¿Hay más certidumbre económica? ¿Hay más y mejor presencia de México en el mundo? ¿Hay más unidad entre los mexicanos?  ¿Las tarifas eléctricas son más baratas?  ¿El precio de gas LP es más barato?

¿Los miembros del gabinete son más capacitados para sus respectivos puestos? ¿Se acabó la corrupción en aduanas?  ¿Pemex y CFE son más rentables? ¿Hay apoyo suficiente a pequeños y micro empresarios? ¿Hay menos feminicidios? ¿Se acabaron las tomas de casetas de peaje? ¿Se acabó el bloqueo de vías de ferrocarril? ¿Se acabó la mafia del poder? A todo NO.

Ese el estribillo que parte lastimosamente de los mismos funcionarios del Gobierno federal y de los amigos de la llamada alta burocracia, quienes conocen mejor que yo a Morena, pero que no dudan en privado de aceptar su realidad.

Que están ahí por negocio… esa es otra historia…

Pensamos que la polarización no ha sido el mejor camino, con una 4T que no tiene más que dos sopas, viandas al mejor nivel de siempre arriba, clonando a los llamados gobiernos “corruCTos” del pasado, y frijol con gorgojo para el pueblo bueno. Eso no ha cambiado un 16.

Personalmente creo que el presidente Andrés Manuel López Obrador se equivocó en estirar la liga. Especialmente porque esta nación son 32 enormes repúblicas que demandan unidad nacional y no agresión ultranza contra el pacto federal y los 130 millones de personas que formamos parte del mismo.

 

LO MEJOR DE CADA CASA…

Caso Óscar Almaraz: En el territorio de la Capital, hay un asunto muy sencillo de observar y que aquí recapitulamos.  Para los apostadores de la polarización y las novelas tristes, ya pueden ir rompiendo los boletitos o tikets de los malos augurios en la incursión de Almaraz en el Partido Acción Nacional.

Nada más lejos de la realidad, a prácticamente tres semanas de la oficialización de este nuevo proyecto político, es sorprendente la recepción que le han dado en este organismo, me refiero abajo, en las colonias. Ni decir la cantidad de priistas y afiliados de otros colores que ven con beneplácito su regreso a las boletas.

No es necesariamente el poder de convocatoria del PAN, que la tiene, tampoco que sea Óscar un imán, propios y extraños coinciden en dos puntos, su resultados (en esto Xico fue su mejor promotor) pero también un renglón muy necesario para muchos actores sociales, empresariales y políticos que ven en él, la gran posibilidad de ser el puente de reconciliación que tanto necesita la capital.

Gobernadores en Tampico: Teniendo como anfitrión a Francisco García Cabeza de Vaca los ejecutivos provenientes de Acción Nacional, desde El Puerto alzaron la voz, suponemos sin éxito, porque de Palacio, los oídos del Jefe de Estado tienen otros datos carboneros.

Tuvieron razón en advertir que México es dependiente, que la dependencia a las exportaciones de Estados Unidos nos ha mostrado nuestra vulnerabilidad. “Al mismo tiempo, la política nacional de los últimos dos años se ha conjugado con una doble realidad: por un lado, las importaciones desde Estados Unidos han aumentado en 28 por ciento en los últimos dos años (Agencia de Información Energética); por otro, el precio del gas natural habría crecido en 800 por ciento, en las últimas semanas (CFE)”.

A la vez por una presunta austeridad, la CFE descuidó su capacidad de almacenamiento de gas natural, que le permitía contar con reservas en caso de suspensión de importaciones.

Nostra Política: Los datos duelen…

Correo: [email protected]

Twitter.- @JEleazarDeAvila