Erratas parlanchinas

0
76
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Debo confesar mi confusión, cuando hablo -escribo- sobre el Partido Fuerza por México y la agrupación Ruta 5.

Seguramente me quedé trabado en el momento cuando al mismo tiempo y en el mismo lugar, en Ciudad Victoria, se convocó a eventos de ambos membretes.

Me sigue asaltando la duda, cómo en Ruta 5, coinciden el excandidato sin partido a la gubernatura que a media campaña se sumó al del PAN, FRANCISCO CHAVIRA, en calidad de Secretario General del comité nacional, bajo la presidencia de MANUEL ESPINO, quien dejó el PAN para sumarse primero al PRI y luego a MORENA en las últimas dos campañas presidenciales y el panista-makista JUAN GARCÍA GUERRERO, quien hace las veces de representante en Reynosa.

Me queda claro que el punto de coincidencia es su paso por el PAN, aunque cada cual en condiciones y tiempos distintos y distantes, como para eliminar ese punto de encuentro.

Valga lo anteriormente expuesto -se diría en autos-, para hacer la fe de erratas a petición de mi amigo y compañero -en su faceta de comunicador- ANWAR VIVIÁN PERALTA, con justificada razón.

Efectivamente, en mi publicación de ayer confundí a la R5 con el Partido Fuerza por México, en eventos que la semana anterior tuvieron una en Nuevo Laredo y la otra en la zona conurbada del sur.

Y al mencionar a ANWAR VIVÍAN, como acompañante del Secretario Estatal de Fuerza por México, aludí su paso por distintos partidos políticos, incluyendo el PAN.

Para el caso, la aclaración reclamada es que efectivamente, trabajó para un ayuntamiento panista en su tierra, Río Bravo, pero estrictamente prestando servicios profesionales, no como parte de un proyecto o militante del Partido político.

Aclarada la confusión, espero no ser remitido al nicho de quienes andan tergiversando hechos, de manera deliberada, para engañar a los ciudadanos y/o llevar agua al molino de algún proyecto electoral en marcha.

Como en el caso del diputado local morenista RIGOBERTO RAMOS ORDÓÑEZ, sobre quien se dejó correr la versión de que andaba tocando las puertas de otros institutos políticos para coronar su aspiración de convertirse en alcalde de Reynosa.

Valdrá decirlo, los morenistas no andan buscando otras siglas para conseguir candidaturas; quienes andan haciendo esos -algunos, no todos-, son los que no encontraron apoyo en sus -otros- partidos, fueron a Morena, pero ya se dieron cuenta que no tienen posibilidad de ser postulados acá y han seguido su marcha, a ver quién les hace caso.

“Están muy nerviosos y preocupados los de enfrente, saben que la ventaja es clara y contundente sobre de ellos; reza un refrán popular: la mentira dura hasta que la verdad aparece”, dijo al desmentir esas versiones.

Y añadió: “se necesita más que rumores y suposiciones para descarrilar un proyecto cuyo sustento y respaldo proviene, de la visión política de Morena; y de la base y la mayoría de las y los reynosenses”.

Siempre cuidando las formas, en los límites de la legislación electoral, RIGO recordó que es común entre quienes se sienten en desventaja, echar mano de argucias, y artimañas para intentar desacreditar y mal informar,

“El engaño lo practican cotidianamente, lo acostumbran a falta de argumentos y virtudes, pero el pueblo ya los conoce, no les dará resultado”, sentenció, entre agradecimientos a quienes lo acompañan en la lucha de la cuarta transformación, al lado del presidente LÓPEZ OBRADOR.

Quien no salió bien librado de los cuestionamientos a las políticas del Gobierno federal, de parte de una revista electrónica nacional, radicada en Monterrey, fue el paisano tamaulipeco, HÉCTOR MARTÍN “El Guasón” GARZA GONZÁLEZ, de quien se dijo, contrario a los pregones de la 4T, ha dedicado su paso por las áreas administrativas de la SEP, SEGOB y ahora en Economía, a hacer “su guardadito”, para las campañas del año entrante.

Lo suponen repitiendo, camino de la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas, lo cual cada vez está más lejos y no precisamente por los señalamientos que ahí le hicieron.

Independientemente de las connotaciones editoriales -de opinión- sobre la pretendida nota, las expresiones merecen de menos una aclaración del alto funcionario federal tamaulipeco, como no sea agradecerles por tenerlo en tan alta estima.

Desde el liderazgo estatal del gremio magisterial, RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ convocó a sus representados a sumarse con aportaciones a la segunda consulta para la elaboración del Pliego Nacional de Demandas, para el mejoramiento de la seguridad social.

La aportación de los maestros y del personal involucrado en el proceso educativo, busca plasmar de forma clara las demandas en materia de salud, seguros, sistema de pensiones, vivienda digna y créditos.

La iniciativa del liderazgo nacional del maestro ALFONSO CEPEDA SALAS, en esta jornada democrática, busca que todas las voces de las bases sean escuchadas, y que de esas expresiones surjan mejores condiciones sociales para los trabajadores de la educación, ponderó RIGO.