Decisión arriesgada

0
185
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Ayer, el titular de la Secretaría de la Secretaría de Educación en Tamaulipas, Mario Gómez Monroy, abrió la posibilidad para que en prepas e instituciones de educación superior se regrese a las aulas o a las clases presenciales.

Si bien es solo para algunas áreas, como talleres o laboratorios, me parece que es una decisión muy arriesgada.

Hay que tomar en cuenta que el promedio de mayor número de contagios se da entre los 20 y 35 años, es decir, la edad de alumnos universitarios, ya sea de licenciatura y de posgrados. Además de que la mayor parte de los profesores rebasan los 45 años, que es una edad de riesgo en defunciones, según las estadísticas oficiales.

Es decir, manda a la batalla a los grupos que más inciden en los números de enfermos y fallecidos y esto pone en riesgo a la demás población.

Lamentablemente, ya son varios maestros y directivos universitarios  que han muerto a causa de este virus.

A cada rato vemos las esquelas y las condolencias en medios y las redes sociales. Insisto, es mucho el riesgo.

Cierto, hay carreras que es necesaria la práctica en laboratorios, por ejemplo, las de medicina, biología, química y física, entre otras, pero qué más da esperarse unos meses más.

Algunos alumnos tendrán que trasladarse en transporte público y ese es un foco muy alto de contagios. Los docentes también tendrán que convivir en espacios cerrados con jóvenes que, algunos por irresponsabilidad, siguen asistiendo a reuniones o fiestas, y que pueden contagiarse ellos mismos o a sus profesores, con el riesgo de que puedan ser población vulnerable.

El hecho de que haya bajado el número de contagios no es indicio de que esto ya se haya acabado. Mientras no esté vacunado este sector, no está a salvo nadie.

Además de que los estudiantes conviven con sus padres, incluso familiares que pueden ser adultos mayores y, debido a la pésima estrategia federal de dejar al último a quienes vivan en zonas urbanas, son propensos a enfermarse.

La decisión no está tomada. El funcionario de la SET dejó en claro que está en análisis y fue enfático en la palabra “podría”, es decir, que no es un hecho.

Ojalá recapaciten y digan que no, que mejor esperan a que se establezca y aplane esa curva, que afortunadamente va en ese camino, si es que seguimos los ciudadanos sin confiarnos y atendiendo todas las medidas de prevención.

Reitero: no es momento de ese regreso; y de autorizarlo, sería una medida irresponsable. Y creemos que en la SET no se arriesgará a nadie, que son consientes y que al final dirán: “No, nos esperamos hasta el siguiente semestre”.

EN CINCO PALABRAS.- No sean como López Gatell.

PUNTO FINAL.- “Hay quien prefiere el aplauso fácil a la reprenda difícil”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata