Parte de guerra

0
184
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Por la tarde del martes comenzó a correr un rumor: “Viene una noticia bomba”, dijeron.

Desde la frontera hasta el sur, iniciaron con las especulaciones, pero todos coincidían que esa “noticia bomba” saldría de Ciudad Victoria.

Las miradas se enfocaron en Palacio de Gobierno y seguían las especulaciones. Y seguían viendo hacia la figura del gobernador Cabeza de Vaca.

Finalmente se dio la información. Lo soltaron desde San Lázaro y mandaron a todos los afines en redes a darle “vuelo”, tanto en Twitter como en Facebook.

Al parecer, en Palacio de Gobierno ya lo esperaban, aunque me parece que no sabían cuándo se iba a dar ni de qué forma.

Finalmente, en un escueto tuit, el gobernador Cabeza de Vaca dijo lo que tenía que decir. Y era obvio su posicionamiento.

Encuartelados, integrantes del grupo compacto del mandatario casi no durmieron analizando las acciones legales, pero sobre todo políticas a seguir. Prepararon el script y decidieron dar a conocer parte de él en el evento del Día de la Bandera en Ciudad Victoria.

La idea era hacerlo después de la declaración del presidente López Obrador, que ya se esperaba su postura al respecto, y que dejó ver que, efectivamente, desde Palacio Nacional se orquestó todo, si no, ¿entonces para que llevó al Fiscal (“independiente”) a su foro?

Después los de Tamaulipas se fueron a la Ciudad de México y desde San Lázaro terminaron de decir lo que tenían que decir, acaparando los reflectores nacionales, con la guardia en alto y preparándose para las siguientes batallas, que serán fuertes, duras y muy intensas.

Que hay tintes electorales, nadie lo duda. Que el mandatario nacional tiene sed de venganza, tampoco se debe de negar. Que el Gobernador sabía las consecuencias de su guerra contra el presidente López Obrador, igual, se sabía perfectamente.

¿Qué sigue? Según las leyes al respecto, el Congreso federal tendría facultades para desaforarlo. Pero quien pondría a un interino únicamente le compete al Congreso local.

¿Quién podría ser? No importa, cualquiera puede sustituirlo, desde César Verástegui, hasta Gerardo Peña, incluso algún alcalde en funciones o un candidato ya casi en campaña, y desde luego, tendría el aval de Cabeza de Vaca y del grupo en el poder.

Pero considero que el desafuero es complejo, es un tema que podría durar, inclusive, meses. Que se hace para hacerle ruido a las campañas y desprestigiar a Acción Nacional.

De este tema aún faltan muchas páginas por escribir. Mucha tela de donde cortar; muchas batallas por librar y el ganador, quedará también, muy desgastado.

Al final del día, entre ambos personajes políticos hay viejas riñas que ahora quieren liquidar.

EN CINCO PALABRAS.- El pueblo sufrirá las consecuencias.

PUNTO FINAL.- “Los políticos pretenden romper el espejo, en lugar de corregir lo que éste refleja”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata