¿Y dónde están la GOAN y la alianza?

0
186
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

A finales de agosto de 2019, casi un año después de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, nació una agrupación política con el sello indeleble de un panismo nacional, que si bien es cierto mostraba cierta capacidad de unificación ante el poderío de la 4T, también exhibía desacuerdos y fisuras en la estructura de sus liderazgos.

De los 12 gobernadores del PAN solamente siete se constituyeron como los creadores del citado organismo, que de alguna forma le robaba reflectores al Comité Ejecutivo Nacional, de este partido.

El bebé azul fue bautizado como la Asociación de Gobernadores del Partido Acción Nacional A.C, y la sede de su arribo al escenario político, fue la ciudad de San Juan del Río, Querétaro.

Uno de los principios básicos de la GOAN fue el de facilitar canales de comunicación entre sus miembros, para generar argumentos comunes. Dicha característica fue interpretada en su momento como un firme reducto de solidaridad y de cohesión política, especialmente hacia su exterior, en el juego de vencidas que ya se visualizaba, contra el presidente AMLO y su partido Morena.

Siete jinetes políticos del firmamento azul, se tomaron la foto con un apocado dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, mismo que se observó demasiado pequeño, en medio de “Generales de División” como el yucateco Mauricio Vila; el guanajuatense Diego Sinhue; el queretano Francisco Domínguez; el hidrocálido Martín Orozco; el bajacaliforniano Carlos Mendoza Davis; el duranguense José Rosas Aispuro; el quintanarroense Carlos Joaquín González. Y uno de sus principales impulsores, el mandatario tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca.

Dado que la GOAN nació justamente para fortalecer la unidad e impulsar la defensa de sus gobernadores y sus respectivos intereses políticos, llama la atención que hoy, ante los sucesos nacionales del posible desafuero que afectan al gobierno panista de Tamaulipas, no hayan reaccionado en su defensa.

El citado organismo no ha salido a la palestra. El único actor político del panismo que ha emitido declaraciones al respecto, ha sido el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés.

Otra de las organizaciones o sindicatos de poder, que tendría cierto parentesco con la GOAN, aunque su estructura agrupa a gobernadores de diversos partidos políticos, es la llamada Alianza Federalista (surgida en septiembre de 2019) y que aglutina a mandatarios estatales del PAN, PRI, PRD, MC y uno Independiente.

En este caso específico del cual les hablamos, tampoco ellos se han manifestado al respecto.

Por el contrario, algunos de sus miembros con mayor peso político, como el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, han modificado su estrategia en la relación con el gobierno obradorista y han ofrecido trabajar juntos por el bienestar de su entidad, coordinadamente con la administración federal del presidente AMLO.

Pero si estas poderosas agrupaciones nacionales no han dicho esta boca es mía, esperemos que en los próximos días, alguna organización de carácter empresarial o sindical se exprese, pues hasta el momento no se observa por ningún lado que alcen la mano en contra del suceso del desafuero.

 

EL DESENLACE HASTA DÍAS ANTES DE LAS ELECCIONES

Para quienes se dedican al análisis del escenario político nacional, no cabe la menor duda de que se trata de una guerra de desgaste contra el PAN-gobierno tamaulipeco, pues posterior a que se inicie el proceso de desafuero, este jueves a las doce del día, se abriría un compás de 60 días que terminaría en la última semana de mayo, justo a escasos días de la mega elección. Dicha circunstancia, se cree que afectará severamente al PAN, en las urnas tamaulipecas.

 

EL PRI DE ALITO NO SE HA MANIFESTADO AL RESPECTO

Mientras que los dirigentes del PRD al parecer ya se manifestaron a favor del Gobernador tamaulipeco, el PRI de Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, sigue arriba de la barda. Habrá que ver si los aliados electorales, PAN-PRI y PRD hacen alguna declaración sobre el tema. Para muchos de salir a la palestra para defender los intereses del gobierno panista en Tamaulipas, en lugar de sumar votos les afectaría mucho en las urnas.