Aconsejan oídos sordos a movimiento antivacuna

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Los movimientos y versiones que cuestionan la efectividad y magnifican las reacciones que tienen las diferentes marcas de vacunas anticovid-19, no abonan a las campañas de vacunación para frenar la epidemia en el país, aseguró el epidemiólogo Santos Daniel Carmona Aguirre.

El especialista en salud pública atajó con datos duros estas corrientes antivacunas que han proliferado en los últimos años, cuyos promotores no miden las consecuencias de poner en riesgo a la población no solo en México, sino en todo el mundo.

“Esto del cuestionamiento que se hace sobre las vacunas, sus reacciones y beneficios, es un tema muy sencillo de explicar, porque en promedio de un millón de dosis aplicadas tenemos solamente una reacción”, precisó.

Al mencionarle que ha ido creciendo la cantidad de personas mayores de 60 años e incluso trabajadores del sector salud que han rechazado la inmunización, el especialista dijo que son decisiones personales, sin embargo, consideró útil que se les oriente con datos científicos.

“Para que la población que todavía tiene dudas se dé una idea de la realidad científica, de cada diez casos que se confirman de covid-19 va a fallecer uno, para que quede clara la relación tan abismal que existe entre padecer la enfermedad y vacunarse contra la enfermedad”, subrayó.

Carmona Aguirre precisó que no se trata de información generada solamente en el país, sino que son resultados que se han dado en los países donde se está vacunando.

“Estamos hablando que lo que tanto se menciona sobre las reacciones secundarias que se han dado a conocer en otros países, incluso más desarrollados, los cuales también tienen esa proporción de uno por cada millón de vacunas aplicadas”, apuntó.

Finalmente, el especialista enfatizó que “por eso no hay punto de discusión en cuanto a las expresiones que cuestionan las diferentes vacunas que ya se están aplicando en el mundo, el consejo de mi parte es muy simple: hay que vacunarse”.