¡Técnico histórico!

0
59
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 28 (Agencias)

Luis Fernando Tena, DT de Juárez FC, es uno de los estrategas más experimentados en la Liga MX, que puede presumir haber alcanzado los 600 encuentros dirigidos en Primera División, convirtiéndose en uno de los que más partidos tiene entre sus colegas en activo.

El Flaco sobrepasa la barrera de los 600 juegos dirigidos este domingo contra Santos y habló con Mediotiempo sobre lo que significa llegar a esta cifra, y hace una retrospectiva en su carrera, sus mejores y peores momentos, así como el sueño europeo que no pudo cristalizar.

“Me voy enterando, lo tomo con mucha alegría, porque desde que era jugador tenía la vocación de ser director técnico y si hemos durado 600 partidos en Primera División quiere decir que algunas cosas han sido buenas, no todas, hemos tenido resultados de todo tipo, victorias brillantes y muchas derrotas dolorosas, que son de las que más se aprenden, pero contento de durar 600 partidos en un puesto donde hay tanta competencia hoy por hoy.

“Hay gran competencia y uno debe trabajar muy duro para poder mantenerse vigente. Pienso estar mucho tiempo más, hasta que la pelota me diga que ya no, pero voy a luchar para seguir sumando partidos, es mi vocación y me siento muy seguro de lo que hago. Sigo teniendo el mismo entusiasmo y pasión con la que empecé”, declaró.

 

LOS GRANDES MOMENTOS

Tena debutó en lo banquillos el 28 de enero de 1995 con Cruz Azul, un equipo al que no solo dirigió en varias etapas, sino que le dio su último título de Liga MX en el 97 y tres a nivel internacional, que están dentro de sus mejores momentos junto a la medalla de oro de Londres 2012 y el campeonato con Morelia en 2000.

“Cuando a uno le va bien se queda en la mente, me ha tocado ganar tres finales muy importantes, la Final Olímpica en 2012, fuimos campeones con Cruz Azul en el 97, con Morelia en el 2000, pero me han tocado perder tres finales, con Cruz Azul y América, que son dolorosas. Son más las derrotas dolorosas que las grandes victorias, pero se aprende mucho de las derrotas”, dijo.

 

EL MÁXIMO DOLOR

Con La Máquina inició como estratega y aunque ha tenido buenos momentos, también hay uno que no puede olvidar y le sigue doliendo en la actualidad, como fue la Final del Invierno 1999 que perdieron contra Pachuca en tiempo extra, con un gol histórico de Alejandro Glaría a los 78 segundos, para darle el primer campeonato a los Tuzos.

“El peor, el 19 de diciembre de 1999, cuando con Cruz Azul perdimos la Final contra Pachuca en el Estadio Azul. En términos generales teníamos mejor plantel que Pachuca, fallamos goles, empatamos a dos en Pachuca y luego 0-0 en el Azul, y empezando el tiempo extra nos meten aquel gol histórico de Glaría y nos dejó mudo en todo el estadio, me dolió mucho por toda la gente que esperaba otro título, porque fuimos campeones en el 97”, comentó.

 

EL SUEÑO DE EUROPA

El DT de los Bravos está satisfecho con lo que ha logrado en su carrera, con su palmarés de dos títulos de Liga (Invierno 1997 e Invierno 2000), tres de Concachampions (1996, 1997 y 2014) y tres a nivel de Selecciones juveniles (Oro Londres 2012, oro Juegos Panamericanos 2011 y Preolímpico de Concacaf 2012), pero también sabe que pudo ganar más trofeos y siempre soñó con dirigir en Europa o en el extranjero, aunque nunca se le cristalizó.

“Lo pensé, lo soñé, pero nunca tuve la oportunidad (dirigir en Europa). Después de la medalla tuve oportunidades en China, en Arabia, que yo dije que sí, al final no se concretó, pero siempre he sido feliz en la liga mexicana, me gusta mucho, es muy pareja, siempre contento de poder dirigir en México, pero claro que me hubiera gustado dirigir afuera, no se dio, mala suerte, pero soy feliz en México”, mencionó.

Ya son 600 partidos del Director Técnico de Juárez, donde se ve logrando un campeonato más, pero esa cifra lo pone como el tercero con más partidos dirigidos en activo, tras los mil 164 de Ricardo Ferretti y los 820 de Víctor Manuel Vucetich.