Matar un policía es fácil: ONG

0
19
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La organización no gubernamental Causa en Común denunció que en México “matar a un policía es fácil, muy rara vez conlleva una investigación concluyente, y menos aún, consecuencias judiciales”.

Lo anterior luego de revelar que en el periodo comprendido del 2018 al 2020 suman mil 422 los policías asesinados, lo que equivale a que cada día es victimado más de un policía.

Ante este escenario, advirtió, es cada vez más difícil propiciar e imaginar motivaciones para ser policía en México.

“Es tal la indolencia de los gobiernos federal y estatales, y de la sociedad misma, que buena parte de los casos quedan registrados únicamente en páginas interiores de prensa local. Además, la mayoría de estos asesinatos queda impune”, indicó.

Refirió que no pueden concluirse modalidades, patrones o motivaciones específicas para el asesinato de policías.

El hecho se agrava porque las policías adolecen de múltiples insuficiencias y deficiencias, resultado de un abandono institucional crónico, generalmente caracterizado por presupuestos insuficientes y mal ejercidos; condiciones laborales abusivas; y brechas crecientes entre sus procesos de desarrollo, su realidad operativa y las leyes que los rigen.

“A lo anterior, se suma un amplio desprecio social a las corporaciones de policía. Además de estar desprotegidos, mal pagados y equipados, abandonados por el Estado y sus comunidades, con jornadas extenuantes y capacitaciones exprés, los policías enfrentan día con día un altísimo riesgo de ser asesinados”, añadió.

A pesar de ello, dijo, la mayoría de los policías se esfuerzan por servir y proteger a la ciudadanía.

Por esa razón, advirtió de la urgencia de reconocer la labor policial, y en la necesidad de fortalecer las capacidades institucionales de policías y fiscalías en el país.

“Continuaremos insistiendo: debemos cuidar a quienes nos cuidan”, indicó.

Reiteró que en México, las policías adolecen de múltiples insuficiencias y deficiencias resultado de un abandono institucional crónico, generalmente caracterizado por presupuestos insuficientes y mal ejercidos; condiciones laborales abusivas; y brechas crecientes entre sus procesos de desarrollo, su realidad operativa y las leyes que los rigen”, mencionó.