Vegetación aún resiente las heladas: experto

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José Manuel Meza/Hora Cero.-

REYNOSA, Tam.- A dos semanas del intenso frente frío número 35 de la temporada que afectó la zona norte del país la vegetación sigue sufriendo los efectos.

Y es que en Reynosa aún es posible observar una numerosa cantidad de arbustos y plantas que no soportaron las inclemencias del tiempo y quedaron prácticamente secas.

Al respecto, el biólogo Isaías Betancourt mencionó que asimismo hubo cultivos que resintieron el paso de la tormenta invernal y no solamente eso, los insectos y algunas especies animales también están padeciendo los daños.

El también catedrático y director de bachillerato de la Universidad Valle de México (UVM) expresó que hace algunas décadas era más común observar que el termómetro bajara de los cero grados centígrados, pero con el crecimiento demográfico y el cambio climático estos valores paulatinamente han ido en incremento.

No obstante, en el presente invierno se registró una temperatura de seis grados por debajo, con una sensación térmica de menos 12, que está teniendo un impacto en el ecosistema.

“Nuestra región norte de Tamaulipas es agrícola y pues ahí también trajo afectaciones a los cultivos, en la época para la preparación de la siembra. Por ahí vi que había gente que tenía la esperanza de que no fueran afectadas las cosechas, pero el peligro es muy palpable, así como en nuestra vegetación”, detalló.

De acuerdo con datos oficiales en la zona norte de Tamaulipas la helada causó que se perdieran más de 400 mil hectáreas de cultivos de sorgo y de maíz, por lo que los agricultores están solicitando apoyo al Gobierno del Estado y a la Federación para que se reactiven los programas de apoyo al campo y puedan acceder a los seguros catastróficos.

El entrevistado dijo que las que no sufrieron tantos problemas son las especies endémicas de la región como el huizache o el mesquite.

“Sin embargo las plantas que son introducidas por nosotros mismos al venir de otros lugares no tienen las características para soportar estas bajas de las temperaturas”, mencionó.

Y es que las plantas se observan prácticamente como si estuvieran muertas. Algunas podrán retoñar pero otras no lograrán sobrevivir.

“Al momento en que la temperatura desciende tanto en el tejido de las plantas, como circula agua o líquido se congela y es donde ocurre que las células mueran y por consiguiente la planta está quemada”, explicó.