El parque vehicular mexicano es de 45 millones de unidades aproximadamente y solo 12 millones cuentan con un seguro de auto

0
57
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Muchos son los estudios que se realizan sobre la cantidad de seguros que en México se contratan para vehículos. Aproximadamente un 30% del total del parque vehicular mexicano tiene una póliza vigente, algo que preocupa sin dudas a las autoridades, pero también a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, toda vez que entienden que hay mucho aún por hacer, sobre todo en cultura de concientización.

No obstante eso, estudios que se realizaron en las últimas semanas, dan cifras que pueden parecer esperanzadoras. La razón de esto es que los seguros para vehículos están, en cuanto a cantidad de solicitudes, por encima que otros seguros como pueden ser los de vida o los de salud. Entienden los especialistas que las razones para que esto así sea son muchas, pero una de las principales es que en más de la mitad de las 32 entidades del país, para poder circular y no tener inconvenientes legales, es obligatorio contratar por lo menos una cobertura que sea de responsabilidad civil.

Yendo a datos concretos y específicos, un primer análisis que se puede realizar es que en cifras aproximadas, unas 10 millones y medio de personas tienen en México un seguro que sea de vida. Pero si se trata de autos, hay casi inclusive un poco más de 12 millones de pólizas emitidas por las empresas de seguros. En las últimas encuestas que se realizaron a miles de personas, muchas de ellas realizadas por compañías con presencia internacional, se obtuvieron resultados más que interesantes. Uno de ellos fue que del total consultado, un 38% expresó que estaría de acuerdo en invertir hasta un 10% de sus ingresos en algún tipo de seguro, en el que se incluyen los de autos.

Las autoridades estatales y los directivos de las instituciones que ofrecen coberturas, coinciden en este último concepto mencionado: contratar una póliza para un vehículo, por ejemplo, realmente se trata de una inversión y no de un gasto. Esto es así ya que la posibilidad de que ocurra algún tipo de siniestro está siempre presente, y de ocurrir sin tener cobertura, se deberá responder enteramente con el patrimonio para reparar aquellos daños que se hayan causado.

Una de las cosas que los mexicanos argumentan a la hora de no contratar un servicio de este tipo para su carro es que los precios son muy costosos, por ejemplo. Por eso los especialistas y analistas en la materia destacan que para encontrar un valor acorde a la capacidad de pago, es fundamental conocer distintas aseguradoras, comparándolas entre ellas de acuerdo a cada producto que puedan ofrecer, para después elegir el mejor en cuestión de minutos.

Por la pandemia del coronavirus, en donde muchas personas tuvieron reducciones de sus ingresos en los últimos meses, las compañías que se encargan de brindar coberturas tuvieron que ofrecer nuevas modalidades de contratación. Para que los precios sean accesibles, por ejemplo, están diseñando productos en donde sólo se paga si el vehículo se utiliza. Son alternativas con las que se cuenta y que previo a contratarlas, deben ser estudiadas por los usuarios, teniendo en cuenta siempre sus necesidades particulares.