¿No que no?

0
208
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Este miércoles reciente, llegaron a Madero, 25 mil 350 vacunas contra el covid-19. Qué bueno. La noticia es excelente. Se aplaude y se agradece.

El problema es que, hay un “pero”: Madero es uno de los cuatro municipios gobernados por Morena. Los otros son Matamoros, Cruillas y Díaz Ordaz.

Y, a querer o no, eso como que levanta el sospechosismo, y le da fuerza a la queja, o denuncia, del Partido Acción Nacional (PAN), respecto al uso electorero de la vacuna anticovid.

¿Por qué fue Madero el municipio elegido para el envío de esa importantísima cantidad de vacunas? ¿Qué factores tomaron en cuenta para decidir el destino del lote del biológico? ¿Por qué no comenzaron por aquellos municipios con mayor incidencia de contagios, como Victoria?

Para agrandar la sospecha, el diputado federal de Morena, Erasmo González Robledo (hasta hace menos de cinco años uno de los más apasionados priistas del sur del Estado) salió a presumir, en redes sociales, con “bombo y platillo”, la llegada de las vacunas.

Eso deja claro que, al menos en Tamaulipas, los morenistas no pueden presumir aquella frase tan trillada del presidente, Andrés Manuel López Obrador, de “no somos iguales”.

Es evidente que aprovecharse del erario para ganar simpatías ciudadanas, Morena es igualito al PRI y PAN cuando gobernaban el país.

 

EL BUENO.-

En Victoria, Ismael, “El Rocket”, Valdez, se promueve entre sus amistades como el seguro candidato de Morena para la alcaldía de Victoria.

Nos cuentan que el exbeisbolista de las grandes Ligas le apuesta su triunfo en la contienda interna, a una presunta cercanía con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

No falta mucho para saber hasta dónde tiene razón.

El problema en Morena es que, igual que “El Rocket”, muchos de los que buscan una candidatura se dicen cercanos al mandatario federal.

Además, casi todos se sienten con méritos suficientes para abanderar las causas morenistas.

Aunque hay 17 aspirantes para la alcaldía de Victoria, la verdad es que son dos los que tienen posibilidades reales: Valdez y Eduardo Gattás.

Por otra parte, nos dicen que en realidad las candidaturas las decidirá el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) que encabeza Mario Delgado.

Con ello dejan claro que, no hay nada seguro para nadie en ninguno de los 43 municipios tamaulipecos.

 

DISTRACTOR.-

Al Gobierno federal le funcionó a la perfección la distracción social que generó con el pretendido desafuero del gobernador tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca.

Mientras el grueso de los mexicanos estaba entretenido con los detalles del caso, el Congreso de la Unión le dio trámite a la llamada Reforma Eléctrica, que tantas críticas le estaba acarreando a la “4T” y particularmente al presidente López Obrador.

La reforma regresará a México al uso del carbón y otros recursos fósiles para la producción de energía eléctrica, mientras la mayor parte de los países del mundo le apuestan a las energías limpias, como estrategia de protección al medio ambiente.

Desde luego que el tema preocupa bastante porque podría tener repercusiones adversas en Tamaulipas, donde empresas nacionales y extranjeras han hecho multimillonarias inversiones en parques eólicos.

El riesgo no es solamente que se pierdan esas inversiones, sino que también dejen de llegar otras ya proyectadas.

Ojalá nos equivoquemos.

 

AHORA SE ENTIENDE.-

Jesús Alberto Palomo Valles, hijo de la dirigente de los burócratas estatales, será candidato a diputado federal del PAN. Irá de suplente del expriista, Oscar Almaraz Smer.

Eso explica por qué doña Blanca lleva tanto tiempo callada como secretaria general del Sutspet.

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]