Prevalece la ‘teoría de la chuleta’: ECA

0
125
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Aunque lo ideal sería que quienes ostentan un cargo de elección popular e irán por otro en la elección del seis de junio pidieran licencia, la mayoría de ellos mantendrá la “teoría de la chuleta”, es decir, se mantendrá “pegado al hueso”, consideró Enrique Cárdenas del Avellano.

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a diputado federal por el Distrito 5, dijo ser respetuoso de la decisión que deberán tomar en su momento los que aspiren a ese tipo de cargos de elección popular.

De hecho, consideró que deberá ser la autoridad electoral la que tendrá que ser vigilante de gastos y actividades que realicen los que tienen encargo pero aspiran a ser alcaldes, diputados locales o legisladores federales.

“Que tomen la decisión que crean conveniente, aunque el electorado ya sabe qué decisión tomar y no se deja engañar, sobre todo, cuando hacen actividades a cuenta del erario para promocionarse estando en funciones”, explicó.

Cárdenas del Avellano confió en que así como están las cosas hoy en día, de cara hacia la elección del seis de junio, no tendrán un acarreo de votos “pero vamos a ser respetuosos de la decisión que tome cada quien”, sostuvo Cárdenas del Avellano.

Lo que sí pidió, es que los alcaldes no usen a sus trabajadores en trabajos de colonia, por considerar que además de que es un acto que va en contra de la ley, a lo único que se les expone, es a ir a la cárcel en caso de cometer un delito.

“Ya vemos en algunos municipios como están obligando a la gente a ir a territorio y por ello pueden terminar en la cárcel, por culpa de los mismos funcionarios”, sostuvo.

El precandidato a diputado federal por el Distrito 05 aseguró que tanto el INE como el Ietam realizarán su trabajo y evitarán el uso de recursos públicos para la promoción del voto.

Citó que quien infrinja la ley electoral en el desarrollo de una elección, ya no será objeto de un “coscorrón” sino que puede pisar la cárcel, “por eso le tienen que medir”, expuso.