La mentada veda electoral

0
102
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata

Estamos a pocos días de que inicie la llamada veda electoral, en donde servidores públicos casi, casi se volverán invisibles en los medios.

Muchos funcionarios de todos los niveles de gobierno estarán bien aplicados en la famosa “veda electoral”; tan aplicados estarán, que por ahora ya no quieren ni dar entrevistas.

Muchos son de doble moral, porque si va alguien a pedirles alguna declaración sobre algún tema, batean al reportero y ponen como pretexto el no querer violar la Ley Electoral.

Pero por otro lado, y por debajo de la mesa, hacen cosas que parece que no les importan las normativas que el Ietam, el INE y la Constitución imponen.

Ah, pero eso sí, que no lo haga el adversario político porque entonces lo gritan a los cuatro vientos.

Y a todo esto solo nos queda señalar una de dos: o no han leído bien la Ley o de plano no le entienden.

Y es que la “veda electoral” no les prohíbe trabajar. Tampoco seguir con sus actividades cotidianas.

Tampoco prohíbe hacer declaraciones a un medio de comunicación, siempre y cuando este vaya a pedir información.

Lo que la Ley dice claramente (para los que no entiendan) el siguiente punto que a continuación transcribo:

“(Se prohíbe) ordenar, autorizar, permitir o tolerar la entrega, otorgamiento, administración o provisión de recursos, bienes o servicios que contengan elementos visuales o auditivos, imágenes, nombres, lemas, frases, expresiones, mensajes o símbolos que conlleven, velada, implícita o explícitamente: a) La promoción personalizada de funcionarios públicos; b) La promoción del voto a favor o en contra de determinado partido político, coalición, aspirante, precandidato o candidato; o c) La promoción de la abstención”.

En pocas palabras, lo que no se permite es difundir su trabajo; condicionar la entrega de apoyos; decir que gracias a su partido se da tal o cual cosa, y desde luego, promocionar la imagen personal, ya sea de un gobernante o de ellos mismos.

Por ejemplo, en Morena no se cansan de agradecerle al presidente López Obrador por lo que hace y hasta le agradecen ser el Presidente. Siempre anteponen el nombre de él. Y este, por su parte, hace lo propio y además agrede al adversario. Si bien no pide el voto para su partido, sí pide no votar por sus rivales. Eso sí está prohibido.

Los de acá no se quedan atrás, y hacen prácticamente lo mismo.

Por ahora, no hay prohibición, esto se hará una vez que inicien las campañas, pero queda claro que es lo que hacen ahorita, que no creo que sea diferente a partir del proselitismo constitucional.

Es claro el artículo 41 Apartado C de la Constitución Política del país:

La Ley es clara en la materia y dice lo siguiente:

“Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

A ver si así les queda más claro y se dejan de tonterías.

Ojalá no la usen a conveniencia.

EN CINCO PALABRAS.- Pero son abusivos y arbitrarios.

PUNTO FINAL.- “El cinismo no respeta colores ni partidos políticos”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata