Frenen ecocidio, exigen activistas

Señalan manifestantes que gobierno municipal está destruyendo el ‘gran pulmón’ de los neolaredenses.

0
55
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por Eddie de Alba.-

La destrucción del “gran pulmón verde” de los neolaredenses, la Ruta Jabalí, motivó a un grupo de deportistas y activistas a manifestarse en contra del gobierno municipal y a exigirle que detenga la construcción del Centro de Convenciones.

Los manifestantes hicieron un enérgico llamado a las autoridades -y a los ciudadanos de apoyar la causa- para detener la destrucción que está afectando a la vegetación de este espacio que ha sido removida con maquinaria pesada desde mayo del 2020, fecha en que iniciaron las obras, causando indignación en la comunidad.

“Estamos destruyendo los árboles, ¿cuánto tiempo tarda un árbol en crecer?, y lo destruimos en unos minutos; yo sé que las autoridades que están en Cabildo son conscientes del cambio climático, y de la importancia del agua; el día que no tengamos agua, el día que tengamos menos árboles, va a llover menos, cuando llueva menos, este lugar semidesértico se va a convertir en un desierto total; nosotros como todos los seres vivos necesitamos del agua, elemento indispensable para la vida”, señaló la neolaredense Estela Ramos desde el lugar afectado, en donde colocó una manta con la leyenda “Salvemos la Ruta Jabalí”.
Resaltó que desde la compra-venta de terrenos para su edificación, aprobada el 6 de febrero del 2020, con la entrada de maquinarias y árboles muertos, han atestiguado con frecuencia animales endémicos movilizándose en busca de establecerse en otro punto, debido a la deforestación.

“¿Quiénes somos nosotros para destruir el entorno y el ecosistema de la flora y la fauna aquí existente? ¿Saben ustedes los diferentes animales que habitaban aquí? Venimos y destruimos su entorno, destruimos los árboles que son sus hogares que existen en este ecosistema. Es necesario que se reestudie dónde situar la construcción de lo que quieren hacer aquí, hay muchas áreas y este es el único pulmón verde que tenemos en la ciudad”, añadió Ramos.
Al ser esta una afluencia natural del río Bravo, la convierte en una zona inestable; sin embargo, algunos corredores señalaron que a pesar de no haber permisos de factibilidad de suelos, cada día la destrucción avanza.
“Esta zona es de riego, ¿en dónde están los permisos de factibilidad de parte de Obras Públicas? La regidora Mónica García, del actual Cabildo municipal, estando en función hizo la denuncia ante Cabildo municipal, estando en función Enrique Rivas Cuéllar, sobre un expediente de malos manejos, tráfico de influencia y la opacidad sobre la compra de este terreno; un terreno que está en zona de riesgo, que no nos han enseñado el estudio de mecánica de suelo, ni las factibilidades que existieron para que autorizara la construcción del Centro de Convenciones”, afirmó Oscar Pérez Palacios, activista local.

 

Con información de: El Mañana