Exhortan a informar sobre seguros de vida a familiares

0
37
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La falta de comunicación del asegurado con su familia está provocando que muchos seguros de vida no se estén cobrando, porque los beneficiarios nunca supieron de la existencia de la póliza, alertó Marte Rodríguez Aguirre.

El expresidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas explicó que el problema cobra mayor relevancia en la actualidad, por la gran cantidad de fallecimientos que está provocando la pandemia del covid-19.

“Debemos recordar que el plazo para cobrar un seguro de vida es de dos años”, señaló.

Por esa razón, hizo un exhorto abierto a la población para que quienes tengan un seguro de vida, sean previsores y lo comuniquen a sus beneficiarios.

“Es importante que le digamos a la esposa, a los hijos, o a quien sea el beneficiario, que tiene un seguro de vida para que lo cobre en caso de que desafortunadamente llegue a fallecer”, detalló.

Dijo que, en caso contrario el beneficio se perderá con el paso del tiempo, porque la aseguradora tampoco se enterará del fallecimiento del cliente.

Otro descuido recurrente, explicó Rodríguez, es que no se está haciendo la actualización de los beneficiarios, y muchas veces estos fallecen antes que el asegurado.

“En ese caso, nuestra recomendación es que cuando tenemos un seguro de vida estemos actualizando los nombres de los beneficiarios. Es importante, porque también nos hemos encontrado casos de pólizas de seguros en las que los beneficiarios ya habían muerto antes que el asegurado”, mencionó.

Cuando eso sucede ninguna otra persona puede cobrar la póliza.

El experto en seguros insistió que la falta de cultura en este tema de derechos hereditarios no es algo nuevo, pero se ha evidenciado más con la pandemia del coronavirus.

En ese mismo sentido, destacó que un gran sector de la sociedad desconoce que cuando hay un crédito hipotecario o automotriz, existe una póliza del seguro, que permite que la deuda quede saldada en caso de muerte del deudor.

“Ahí lo que se debe hacer es que los deudos acudan a notificarle al banco o a la financiera, que el deudor ha fallecido, para que se inicien los trámites correspondientes que eliminen la deuda”, mencionó.