Muere el poeta Javier Molina

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 29 (Agencias)

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) lamentaron el deceso del poeta y periodista Javier Molina.

Fue el pasado domingo 28 de marzo cuando el autor de obras como “Bajo la lluvia” (1974), “Para hacer plática” (1978), “Muestrario” (1984) y “La luz se rebela” (2003) perdió la vida. La causa de la muerte no fue revelada, por lo menos no hasta el momento en que se dio a conocer la noticia.

El escritor originario de San Cristóbal de las Casas (1942) estudió sociología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y trabajó como reportero cultural en los diarios “Unomásuno” y “La Jornada”.

Consideraba que la poesía ofrecía la posibilidad de transmitir, mediante una voz personal, lo que a uno le llama la atención, emociona o indigna. La poesía, llegó a decir, “es la emoción que sí se puede decir con palabras, con palabras cargadas de sentido”.

Molina, en su juventud, fue ávido lector de autores como José Agustín, Alejandro Aura, Elsa Cross, José Revueltas y Jean Paul Sartre, filósofo francés de quien haría su tesis profesional en la carrera de sociología. Vivió el movimiento estudiantil de 1968 y fue representante ante el Consejo Nacional de Huelga.

En un comunicado, el INBAL señala que Molina era reconocido y estimado por los pobladores de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde desde hace más de 15 años daba talleres de literatura como parte de los programas del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes.

Además, fue esa institución la que en 2011 le otorgó un reconocimiento por su trayectoria. Era considerado un ícono por las nuevas generaciones de poetas y escritores de su estado natal, y además fue colaborador en las revistas «Cultura Sur» y «Punto de Partida».